Suscriptor digital

Roces del Gobierno con el campo

El Presidente defendió "las 52 medidas de la Secretaría de Agricultura" y dijo a La Nación que por ahora no es posible disminuir la presión tributaria; los dirigentes pidieron políticas activas.
(0)
31 de marzo de 2000  

El primer roce entre el Gobierno y el sector agropecuario se registró ayer en la apertura del congreso Mundial Hereford, que estuvo a cargo del presidente de la Nación, Fernando de la Rúa. En su discurso, el primer mandatario se comprometió a "mejorar la competitividad del campo" y a "acompañar al productor buscando que las dificultades sean removidas".

Sin embargo, sus palabras no tuvieron un eco favorable entre la mayoría de dirigentes y productores que asistieron al encuentro, quienes, además, rechazaron la defensa que hizo el Presidente "de las 52 medidas de la Secretaría de Agricultura" para paliar la crisis del sector.

Uno de los más críticos del discurso presidencial fue el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens. "Dio un mensaje de optimismo que lamentablemente no podemos compartir. Necesitamos políticas activas más importantes", dijo.

El dirigente reconoció "que hubo avances en algunos temas, tales como la apertura del mercado chino, pero lo que se preguntan los hombres del campo es cómo seguir produciendo".

Miguens alertó sobre proyectos de paros agropecuarios que se están gestando y subrayó: "Se requieren medidas urgentes".

El presidente de la Sociedad Rural de Pergamino, Martín Biscayart, coincidió con Miguens en la necesidad de "instrumentar medidas contundentes en lo impositivo o con el tema del gasoil".

El dirigente y productor señaló que "el Gobierno no está reflejando lo que realmente pasa" y sostuvo que el límite para el campo es mayo próximo. "Entonces se conocerá el verdadero impacto de la crisis del agro, cuando el productor recoja su cosecha y no pueda pagar los gastos", destacó.

En otra parte de su discurso, De la Rúa reclamó de los industriales y ganaderos que produzcan de acuerdo con las exigencias del mercado y pidió que se mejore la calidad de los productos alimentarios. Luego, cuando dejó el salón Libertador del hotel Sheraton, donde se realiza el encuentro, salió a paso firme y tranquilo. Según la opinión recogida por La Nación , el balance que hizo el campo respecto de su discurso fue que "dijo poco, pero lo importante es que vino".

Tras recorrer unos pasos, De la Rúa fue interceptado por La Nación y, en un aparte, se refirió a la actualidad del sector.

-El campo está viviendo su peor crisis y espera medidas. ¿Las habrá a corto plazo?

-No creo que sea la peor crisis y no la provocamos nosotros. La Secretaría de Agricultura ya adoptó 52 medidas para el campo y eso no es poco.

-Respecto de la rebaja en el precio del gasoil, ¿cuándo estará disponible el producto diferenciado que fue anunciado para el agro?

-Estamos trabajando en eso. El gasoil será de menor valor porque además de ser un producto diferenciado, tendrá menos impuestos. Además también se está analizando cómo evitar el contrabando, una vez que el producto esté a la venta.

-¿También se puede esperar una menor presión tributaria?

-Por el momento no es posible, pero se pueden revisar.

Un tono más conciliador tuvieron los organizadores del congreso, aunque no ocultaron su preocupación por la crisis del sector.

El presidente de la Asociación Argentina Criadores de Hereford, Máximo Ayerza, valoró la presencia de De la Rúa. "Uno nunca está en la cocina del Gobierno para saber qué ocurre. La situación no es sencilla. Con la presencia del Presidente en este congreso advertimos signos de interés,", sostuvo.

Cuando se lo consultó a Héctor Salamanco, presidente de la Asociación de Industria Argentina de Carnes (AIAC) sobre la medidas de Agricultura, señaló con cierta ironía: "¿Qué medidas?...Son tantas que no las recuerdo".

Salamanco enumeró una serie de reclamos que tienen los industriales con el Gobierno: "La regularización de la cuota Hilton, la competencia desleal en el mercado interno, mayor eficacia del Senasa, mejorar el acceso a los mercados externos y el sistema de información para tomar decisiones, entre otras", citó el dirigente.

Eduardo Llorente, criador de Hereford en la localidad bonaerense de Pila, prefirió destacar que "la presencia de De la Rúa en este congreso sirve de apoyo, porque ahora tenemos un interlocutor", pero también señaló que "el impuestazo (por el paquete tributario lanzado en enero último) está afligiendo al sector porque lo toma en plena crisis".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?