Suscriptor digital

Se podrá comprar títulos públicos por Internet

Economía lanzará mañana el plan Ahorre en el País, que propone invertir en bonos argentinos
Javier Blanco
(0)
29 de agosto de 2000  

El Gobierno buscará desde mañana ampliar el mercado local de capitales, al intentar sumar más activamente a la demanda de títulos públicos a los inversores minoristas y los pequeños y medianos ahorristas, que hasta ahora privilegiaron sus colocaciones en plazos fijos bancarios.

La campaña se basará en el lanzamiento del programa Ahorre en el País, uno de cuyos principales soportes es el portal de Internet Ahorr.ar.com, que se dará a conocer mañana en la Bolsa de Comercio. El eje del discurso será destacar el mejor rendimiento que se puede obtener cambiando la comodidad del plazo fijo por el muy bajo riesgo y mejor resultado que hoy entregan los Bonos o Letras del Tesoro (Letes).

"Vamos a hablar de por qué es conveniente que los argentinos volvamos a tener la costumbre de ahorrar en papeles argentinos, y básicamente de revalorizar el crédito público", adelantó ayer el ministro de Economía, José Luis Machinea, al referirse al acto de mañana.

El portal de Internet brindará de manera didáctica para los ahorristas menos experimentados información sobre el menú de títulos que ahora tendrán más al alcance, los rendimientos que otorgan y los acotados riesgos que supone su operación. Por ejemplo, los bonos a los que aludió ayer el ministro tienen un plazo de entre tres y cinco años, con un rendimiento del 11 al 12% anual, con la posibilidad para el ahorrista de comprarlos y venderlos cuando lo desee. Pero también existen otros de un plazo mucho menor: por caso, las Letes por lo general se colocan a períodos que van de 3 a 6 meses, con rendimientos del 7,5 al 8,5% anual.

La novedad, impulsada por el secretario de Finanzas, Daniel Marx, es que a partir de ahora Economía segmentará la colocación de títulos, ya que pedirá a los intermediarios financieros que salgan a ofrecer más activamente estas alternativas de inversión entre sus clientes con la sola limitación de que " las inversiones minoristas partan desde $ 1000 pero no superen los $ 400.000".

Lo único que resta resolver es la posibilidad de que los agentes reduzcan el precio de las comisiones que cobran a los inversores minoristas para esta clase de operaciones. Se trata de un costo que sólo se registra en el mercado secundario y afecta a los tenedores de Letes o Bontes cuando intentan desprenderse del bono antes de su fecha de vencimiento. En ese circuito, los agentes cobran una comisión del 0,35 al 0,50%, más otro 0,02% en concepto de derecho de mercado y bolsa. Esto significa que si alguien quiere comprar títulos en ese mercado tiene que pagar un adicional de 5 a 6 pesos por cada 1000 que invierta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?