Tras declararse en quiebra, American Airlines promete seguir volando

Mike Spector
Doug Cameron
Jack Nicas
(0)
30 de noviembre de 2011  

La matriz de American Airlines, la tercera aerolínea del mundo en términos de tráfico, se acogió a la protección de la ley de bancarrota en Estados Unidos, un repentino cambio de curso después de perder terreno ante rivales que lograron reactivar sus finanzas con reestructuraciones de este tipo.

AMR Corp. se convierte así en una de las últimas compañías aéreas de EE.UU. en solicitar esta protección. AMR ha sufrido pérdidas de más de US$10.000 millones desde 2001, perjudicada por los altos precios del combustible y los altos costos laborales.

La empresa no ha podido igualar los ahorros de rivales como United Airlines, de United Continental Holdings Inc., y Delta Air Lines Inc., que se reorganizaron bajo la protección de la corte y encontraron socios.

Con todo, los analistas no dejan de sorprenderse por el momento que American ha elegido para anunciar este paso: la compañía acumula US$4.000 millones en efectivo y su presidente Gerard J. Arpey siempre se ha opuesto a la bancarrota.

AMR anunció el martes que Arpey se jubilará y que se unirá a un grupo de inversión pese a los pedidos de la junta para que se quede. Thomas Horton lo sustituirá al frente de la junta directiva y la presidencia ejecutiva. En una entrevista, Horton aseguró que la brecha de costos con los rivales se estaba ampliando… y no se veía una manera clara de cerrarla. "No son sólo (costos) laborales, sino la estructura de capital, la flota y las instalaciones", añadió.

El nuevo presidente ejecutivo insistió en que American y su filial Eagle seguirán operando con normalidad y dijo que sólo espera modestos recortes de capacidad.

Tampoco planea cancelar ninguno de sus pedidos de aviones de Airbus y Boeing Co., que empezaría a recibir el año que viene.

Una vocera de la aerolínea dijo que los pasajeros de América Latina no notarán los efectos de la reestructuración y que American sigue contando con la región como un fuerte motor de ingresos. La empresa vuela a 46 destinos, en 17 países, de Latinoamérica. Con todo, aún está por verse cómo la quiebra de American afectará a la aviación comercial de la región, donde es un importante actor.

La decisión de AMR podría convertirla en un blanco atractivo de compra, tal como ha ocurrido con previas bancarrotas de aerolíneas. US Airways Group Inc., producto a su vez también de una fusión, es vista por muchos analistas como una posible candidata. Aun así, cualquier unión desataría muchos desafíos de integración, especialmente de grupos laborales.

Horton no quiso hacer comentarios sobre si AMR ha mantenido conversaciones con posibles interesados. US Airways no pudo ser localizada para responder preguntas sobre el tema.

El anuncio hizo que las acciones de la compañía se desplomaran en los mercados financieros, donde perdieron 84% para cerrar a US$0,26 en la Bolsa de Nueva York. Esto corona un período de 12 meses en el que el precio de la acción ya había caído casi 80%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.