UIA. Funes de Rioja pidió reformas macro para no caer en un nuevo Rodrigazo

Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal
Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal Fuente: Archivo - Crédito: Soledad Aznarez
Sofía Diamante
(0)
18 de septiembre de 2019  • 21:30

Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios ( Copal) y uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina ( UIA), dijo que sin solucionar los problemas macroeconómicos de la Argentina, " el acuerdo social será un pactito que durará hasta el siguiente Rodrigazo", y pidió que se hagan las reformas estructurales.

El dirigente se presentó hoy en el tradicional almuerzo del Rotary Club, donde recibió preguntas del público. Fue aplaudido en varias ocasiones, pero el apoyo más eufórico llegó cuando dijo que en este contexto económico que están pasando las empresas, "obligarlas a pagar un bono es un acto de irresponsabilidad".

"Cuando los gobiernos son peronistas hacen lo que quieren y como quieren. Cuando no son peronistas, están llenos de complejos, pero terminan haciendo cosas como los peronistas", disparó.

"La vorágine inflacionaria llevó a que haya cláusulas de revisión y a una automatización de ajuste de salarios. Atrás de las paritarias viene el bono, que encima los trabajadores piensan que se los dio el Gobierno. Las pymes y las economías regionales lamentablemente hoy están por el suelo, no tienen capital de trabajo, no tienen para pagar los sueldos y los bancos no les prestan; ni siquiera hay prefinanciación para las exportaciones", agregó.

Luego remarcó que el empleo público total -incluido nación, provincias y municipios- es un 30% superior a la media tolerada por el Banco Mundial. "Entre 2003 y 2015, el empleo público subió en más de un millón y medio de personas", indicó.

En relación al pacto social que implementará Alberto Fernández si es elegido presidente, Funes de Rioja dijo que si no viene acompañado de cambios en la macroeconomía, "será un pactito que terminará en el próximo Rodrigazo", en referencia al acuerdo social que aplicó el exministro de Hacienda José Ber Gelbard entre cámaras empresariales, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la UIA, que después terminó rompiéndose y finalizó con la mega devaluación durante la gestión económica de Celestino Rodrigo. "Tiene que haber cambios sustanciales, pero tienen que ser producto de consensos para que sean duraderos", dijo.

Y agregó: "La Argentina no crecerá de forma rápida. ¿Quién invertirá acá con el cuadro que tenemos? Hay que recomponer confianza y reglas de juego, con buena administración fiscal y transformando los subsidios a los desocupados en alivios fiscales a las pymes. En este país dan subsidios a todo el mundo, reparten para todos. No solo la nación y las provincias, también los municipios".

En relación a la pregunta de si la UAI ya había tomado partido por un candidato -en referencia al acercamiento que tuvieron dirigentes industriales con Fernández-, Funes de Rioja respondió que "la UIA es plural". "Hay vocación kirchnerista, peronista, hay desarrollismo y quizá hay algunos radicales y de centro derecha. A mí cuando me preguntan digo que soy demócrata cristiano alemán. ¿Cómo no voy a ser también desarrollista si lo único qué hay que hacer para que el país crezca es desarrollarlo?", comentó.

También defendió al presidente de la UIA, Miguel Acevedo, que la semana pasada se mostró en el acto partidario que el gobernador de Tucumán, Juan Luis Manzur, le dedicó a Fernández. "Hay que tener cuidado con las transiciones, que en la Argentina son tremendas. Las instituciones [como la UIA] tienen que hablar con todos los candidatos. Las elecciones son el 27 de octubre y la transferencia de poder es el 10 de diciembre. Hay que ser muy cautelosos con esto. Alberto Fernández lo había invitado a Acevedo en una reunión la víspera del encuentro en Tucumán, donde también fuimos invitados por el gobernador varios de los dirigentes para festejar el día de la industria. Es más consecuencia que causa. Acevedo, con quién me une una amistad personal, ya dio las explicaciones", indicó.

Luego habló sobre el "miedo de que la gente vote por la heladera". "Mirando la historia del sigo pasado, uno ve muchas decisiones que fueron por la heladera y que terminaron en tragedia. Si la gente solo vota por la heladera, andamos mal, por eso es necesario la recomposición de valores, con inclusión social", dijo, y fue aplaudido nuevamente.

Finalmente, con respecto a la administración del Gobierno, el dirigente dijo que "al principio tenían expectativas, que lamentablemente no se cumplieron por razones cruzadas internas y externa".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.