Para el 60%, es clave la educación para mejorar la sociedad

Así surge de una encuesta de la UADE; el 47% cuestiona la calidad del sistema de enseñanza
María Elena Polack
(0)
5 de septiembre de 2019  

Seis de cada 10 argentinos creen que la razón para recibir educación es para ser mejores ciudadanos y contribuir a una mejor sociedad. Cinco de cada 10 piensan que es para obtener mejores trabajos. Casi cuatro de cada 10 sostienen que es para insertarse mejor en la sociedad. Casi dos de cada 10 afirman que es para ganar dinero y lograr el éxito económico, y apenas algo más de uno de cada 10, para estimular la mente.

Esas son las cinco razones más destacadas por los argentinos a la hora de señalar por qué es importante la educación, según la encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociales de la Fundación Universidad Argentina de la Empresa ( UADE) en un universo de 1000 personas mayores de 16 años, con entrevistas presenciales.

Prácticamente no hay diferencias porcentuales si las cinco razones que lideran el ranking se observan discriminadas por género así como tampoco si se revisan los guarismos según las tres franjas etarias planteadas (entre 16 y 29 años; 30 y 49, y desde 50 años).

En cambio, el universo consultado coincide en ser crítico sobre la calidad del sistema educativo. El 47% lo califica como regular, el 32%, como positivo, y el 20%, negativo. La peor mirada está puesta en el nivel secundario: el 47% lo señala con el de mayor necesidad de mejoras. El 35% plantea que el nivel primario también requiere mejoras. En cambio, solo el 3% hace críticas sobre el nivel terciario no universitario; el 6%, sobre el universitario de grado y de posgrado, y el 8%, sobre el nivel inicial (las salas de 4 y 5 años que son obligatorias).

"Resulta preocupante que para el 60% de la población, la educación básica no cumpla hoy de manera satisfactoria con ninguno de sus tres objetivos primordiales: que prepare a los estudiantes para que se conviertan en ciudadanos informados preparados para votar, que los prepare para el acceso y permanencia en la universidad o para que tengan una salida laboral en el ámbito productivo", planteó Andrés Cuesta, secretario académico de la UADE.

"El objetivo pragmático fundamental de la escuela es preparar para la educación superior y conferir competencias básicas necesarias para la inserción laboral inicial. Pero, según la mayoría de los argentinos, estas demandas básicas no se están cumpliendo", añadió Cuesta. Y advirtió: "Lo que resulta aún más preocupante es que se considera que la escuela tampoco está pudiendo cumplir con su rol fundamental como formadora de ciudadanos autónomos preparados para ejercer con responsabilidad su derecho y obligación de votar a sus representantes en el gobierno".

Para Constanza Cilley, directora ejecutiva de Voices!, la consultora que llevo adelante la encuesta, "los resultados muestran que casi siete de cada 10 argentinos son críticos del sistema educativo nacional". Y enfatizó: "Se critica especialmente la educación secundaria en lo que atañe a la calidad de contenidos, al bajo presupuesto y la falta de preparación de los alumnos para su posterior inserción social".

El relevamiento también procuró conocer la opinión de los ciudadanos sobre los paros docentes como forma de protesta, que es una de las razones por las cuales no se logra cumplir en el país con los 185 días de clase fijados por el Consejo Federal de Educación y, menos, con la intención de llegar escalonadamente a 190 jornadas.

El 54% rechaza las huelgas de los gremios de los maestros como método de protesta, pero el 41% respalda ese tipo de medida de presión.

Desafíos en la secundaria

En la Argentina, según las evaluaciones nacionales como Aprender que se realizaron ayer y anteayer, y las internacionales que suelen ser bienales, confirman la percepción de que la escuela secundaria tiene los problemas más severos del sistema educativo.

Para los encuestados de la UADE y Voices!, la primera preocupación es mejorar la calidad de la enseñanza brindada en el aula (35%), le siguen muy de cerca el presupuesto para educación y la necesidad de contenidos más rigurosos y de calidad (ambos con 32%), lograr una mayor participación de los padres en el proceso educativo (19%), y una educación basada en los problemas del mundo real (19%).

Aunque el futuro se anticipa como muy robotizado y los expertos en educación suelen enfatizar en la necesidad de sumar más tecnología en el aula, esa preocupación solo la tiene el 10% de los consultados en el relevamiento.

Tampoco parece ser tan importante para aumentar la calidad de la secundaria implementar medidas de evaluación (9%), mejoras de la infraestructura edilicia (7%), garantizar la continuidad de los directivos para lograr proyectos institucionales a mediano y largo plazo (7%) o la necesidad de que las clases sean más pequeñas o que haya menos alumnos por aula (6%).

La enseñanza, en números

  • 47% - Califica como regular la actual calidad del sistema educativo en todos sus niveles
  • 47% - Señala que la escuela secundaria es la que requiere mayores mejoras
  • 51% - Señala al sistema educativo como importante para mejores puestos de trabajo
  • 54% - Se manifiesta en contra de las huelgas docentes como forma de protesta

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.