A un año del horror, sin pistas de las nigerianas

El mundo renovó el reclamo por las 219 adolescentes secuestradas
(0)
15 de abril de 2015  

LAGOS.- Un año después de que el grupo jihadista nigeriano Boko Haram secuestrara a unas 300 adolescentes en la escuela secundaria de Chibok, en el nordeste del país, la comunidad internacional renovó ayer su llamado para que las 219 que todavía siguen desaparecidas vuelvan a sus familias, a pesar de que prácticamente no hubo avances para que sean recuperadas.

"Éste es el momento de reflexionar sobre el dolor y el sufrimiento de las víctimas, de sus amigos y sus familias. No sabemos si las chicas que fueron raptadas en Chibok pueden ser salvadas. Su suerte es desconocida. Aunque quisiera, no puedo prometer hallarlas", dijo ayer el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, en el primer aniversario del secuestro.

Las adolescentes fueron secuestradas durante el mandato de Goodluck Jonathan, criticado por la lenta respuesta que tuvo ante esa crisis y por la actuación del ejército, que ofreció continuas declaraciones falsas sobre las jóvenes y sigue realizando promesas vacías para devolverlas a sus casas.

Estos fracasos contribuyeron a la derrota de Jonathan en las urnas el pasado 28 de marzo ante Buhari, un ex dictador militar convertido en demócrata.

Washington instó ayer a que "todos los rehenes en manos de Boko Haram, incluyendo estas chicas, sean liberados inmediatamente y sin precondiciones", dijo la vocera del Departamento de Estado, Marie Harf. La funcionaria confirmó que Estados Unidos mantenía un equipo de expertos en Abuja, la capital del país, para ayudar en la búsqueda de las jóvenes.

"Todos los esfuerzos deben continuar para rescatar a las chicas y reunirlas con sus familias. La Unión Europea (UE) sigue dispuesta a ayudar al gobierno de Nigeria", dijo Federica Mogherini, la alta representante para la Política Exterior de la UE.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también se unió ayer al reclamo internacional. "No podemos olvidar a las chicas secuestradas en Chibok y nunca dejaré de pedir su liberación inmediata y su regreso seguro a sus familias", dijo Ban.

Los padres de las chicas, que ansían con impotencia una operación de rescate muchas veces anunciada y nunca ejecutada, se sienten cada vez más abandonados y sin esperanzas de hallarlas.

"No tenemos comunicación directa con el gobierno y nadie parece pensar que nos merecemos una explicación de cómo está el caso. Cada día nos consolamos como podemos, pero también estamos un poco más cerca de la desesperación total", declaró Samuel Yanga, padre de una de las chicas, en una reunión con la prensa en Chibok.

En las semanas previas a las elecciones presidenciales del 28 de marzo, una fuerza multinacional liderada por Chad y Nigeria, y apoyada por Camerún y Níger, consiguió expulsar a Boko Haram de casi todos sus bastiones urbanos, lo que devolvió la esperanza a mucha gente sobre un posible rescate de las chicas.

Tras la reconquista de Gwoza, Damboa y Bama, el ejército no encontró pistas de las chicas, por lo que ahora se cree que los islamistas las trasladaron al bosque de Sambisa, una reserva natural que sirve como último bastión del grupo.

Fuentes de seguridad y de inteligencia temen que si el ejército no es capaz de encontrar a las chicas en Sambisa, que es el único sitio en el que se podría esconder a un grupo tan numeroso sin levantar sospechas, lo más probable es que Boko Haram las haya separado y vendido como esposas o esclavas sexuales.

La jóvenes fueron secuestradas el 14 de abril de 2014 por 50 hombres armados que llegaron en camionetas e irrumpieron en el colegio donde las menores daban un examen. Algunas lograron escapar, pero 219 nunca regresaron.

En las últimas horas, Amnistía Internacional recordó en un informe que desde principios de 2014 por lo menos 2000 mujeres y chicas fueron secuestradas por Boko Haram, un grupo jihadista que intenta instaurar un califato en Nigeria y que semanas atrás juró lealtad a Estado Islámico.

Al-Shabbab vuelve a golpear en Somalia

  • Por lo menos 15 personas murieron y otras 20 resultaron heridas ayer en un atentado de la milicia islamista somalí Al-Shabbab contra el Ministerio de Educación en Mogadiscio, la capital del país.
  • La explosión de un coche bomba en la entrada del edificio fue el preludio de un tiroteo entre los atacantes y las fuerzas de seguridad.
  • Un vocero de Al-Shabbab reivindicó el atentado en nombre de la organización terrorista en la emisora prorrebelde Andalus, donde defendió la acción como una "operación sagrada".
Agencias EFE, ANSA y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.