Arranca en España el juicio por corrupción que salpica a la corona