Detienen en Cataluña a siete personas por su relación con la ETA

Los implicados tendrían relación con el Comando Barcelona de la organización terrorista vasca
Los implicados tendrían relación con el Comando Barcelona de la organización terrorista vasca
(0)
24 de agosto de 2001  • 11:39

Siete personas fueron detenidas hoy en Cataluña por su relación con ETA en una operación en la que la Guardia Civil (policía española) se incautó de unos 250 kilos de explosivos, armamento y abundante documentación.

Los detenidos, que podrían formar parte del reconstituido comando Barcelona de la banda terrorista vasca, fueron sorprendidos por los agentes en las localidades de Barcelona y Tarrasa.

En la operación, la Guardia Civil se incautó de 250 kilos de titadine (dinamita del tipo de la que ETA robó este año en Francia) y abundante documentación con seguimientos de objetivos de ETA para la comisión de atentados en distintos puntos de Cataluña.

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, confirmó que entre los detenidos figuran Fernando García Jodrá, Nerea Bengoa y Unái López de Ocary, activistas a sueldo de ETA, y otros cuatro miembros de la organización terrorista no fichados por la policía.

García Jodrá, acusado del asesinato del ex ministro socialista Ernest Lluch en noviembre pasado, consiguió escapar en enero a una operación contra el "comando Barcelona", uno de los más sangrientos de ETA, en el que fueron detenidos otros dos miembros del grupo.

A este comando se le relaciona también con el asesinato de los concejales del gobernante Partido Popular (PP) José Luis Ruiz Casado y Francisco Cano Consuegra, y del policía urbano de Barcelona Juan Miguel Gervilla entre septiembre y diciembre del pasado año.

Entre la documentación incautada al comando, al que se atribuye además un intento de atentado contra el periodista Luis del Olmo, se halló el seguimiento de un coche que perteneció a Iñaki Urdangarín, el esposo de la Infanta Cristina, la hija menor de los reyes de España.

Nerea Bengoa también era "vieja conocida" de las fuerzas de seguridad del Estado, que la relacionan con el comando Araba de ETA, con el que presuntamente participó en un intento de atentado en 1995 contra el entonces consejero vasco de Interior, Juan Maria Atutxa.

Unái López de Oláriz, el tercero de los miembros "liberados" del comando, había sido detenido y condenado en mayo de 1997 por su implicación en acciones violentas callejeras en la provincia vasca de Alava cometidas por grupos juveniles de apoyo a ETA.

El comando Barcelona ha sido históricamente uno de los más activos de la banda armada y fue responsable del atentado de ETA con mayor número de víctimas: 21 personas murieron en junio de 1987 en unos grandes almacenes por la explosión de una bomba.

Comenzó a actuar en 1986 y fue desmantelado en 1987, 1991, 1994 y 2000 por la fuerzas de seguridad del Estado, que además impidieron su reorganización en dos ocasiones, en 1989 y 1995.

En 2001, el comando ha cometido varias acciones que causaron la muerte del mosso d´Esquadra (policía regional catalán) Santos Santamaría Avendaño y heridas a 16 personas.

El primer atentado se produjo el 10 de enero cuando los etarras colocaron dos mochilas-bomba con seis kilos de explosivos junto a la delegación del ministerio de Defensa en Gerona, cuya explosión pudo ser controlada por los artificieros de la Guardia Civil.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.