El huracán Dorian tocó tierra en Carolina del Norte tras bajar a categoría 1

Inundaciones frente a un hotel de Carolina del Norte por los efectos del huracán
Inundaciones frente a un hotel de Carolina del Norte por los efectos del huracán Fuente: Reuters - Crédito: Jonathan Drake
(0)
6 de septiembre de 2019  • 11:05

WILMINGTON.- El huracán Dorian tocó tierra finalmente hoy en Estados Unidos. Golpeó en el cabo Hatteras, sobre la barrera de islas frente a la costa de Carolina del Norte, luego de bajar a categoría 1 tras su paso arrasador por las Bahamas con su máximo nivel de potencia.

En los últimos días Dorian tocó de refilón la costa atlántica desde Florida hasta las Carolinas antes de que su ojo tocara tierra.

A las 9 hora local (10 en la Argentina) el centro del ciclón se desplazaba al noreste a 22 km/h.

Ayer, Dorian lanzó vientos fuertes y lluvias intensas a la costa, las que provocaron tornados y dejaron sin electricidad a más de 200.000 hogares y negocios. El Centro Nacional de Huracanes pronosticó que su desplazamiento se acelerará a medida que se aleja del extremo suroriental de Nueva Inglaterra la noche del viernes al sábado antes de acercarse a Nueva Escocia, Canadá.

Los meteorólogos dijeron que las olas podrían llegar casi al techo de las construcciones de una planta en la cadena de islas, una estrecha franja de tierra de 320 kilómetros, donde alrededor de 500 de sus 1.000 residentes se quedaron para enfrentar la tormenta, dijo Ann Warner, propietaria del pub Howard's.

Se espera que Dorian se debilite lentamente en los próximos días, aunque mantendrá la categoría de huracán en su avance por la costa de Carolina del Norte.

Más al norte, Virginia también estaba en alerta y las autoridades ordenaron evacuaciones.

El estado de Florida salió en gran medida ileso del paso de Dorian. "Tuvimos suerte en Florida. Mucha, mucha suerte de hecho", dijo el presidente Donald Trump.

Seguilo en vivo

El desastre en Bahamas

Pero el archipiélago de Bahamas, a solo 80 kilómetros de la costa de la Florida, es un paisaje desolador. Varias naciones se sumaron a los esfuerzos de rescate para las miles de víctimas.

Dorian soplaba con intensidad de categoría 5 cuando se instaló durante casi dos días sobre el norte de las Bahamas, donde dejó una destrucción inimaginable.

Un equipo de la AFP que sobrevoló el pueblo de Marsh Harbour el jueves vio escenas de daños catastróficos, cientos de casas destruidas hasta los cimientos, coches volcados, campos enteros de escombros e inundaciones generalizadas.

Se pudo observar como un equipo de personas que llevaban máscaras y trajes protectores blancos cargaban cadáveres en bolsas verdes sobre la plataforma de un camión.

Algunos residentes, aún aturdidos por la tormenta, habían salido a las calles arrastrando sus maletas con sus posesiones más valiosas.

La extensión del daño en Bahamas comenzaba a conocerse ayer, a medida que los equipos de socorro lograban recorrer el área para rescatar sobrevivientes y llevar ayuda a las víctimas.

Naciones Unidas advirtió que unas 70.000 personas que están en Bahamas necesitan "ayuda inmediata".

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, dijo después de reunirse con el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, que se necesitan con urgencia refugios, agua potable, alimentos y medicinas para unas 50.000 personas en la isla Gran Bahama.

Agencias AP y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.