En el bastión rebelde, un voto entre barricadas