En su primer discurso oficial en Colombia, Francisco pidió huir de toda "tentación de venganza"