Coronavirus y realeza: Harry saludó con el codo y Meghan rompió el protocolo

El duque y la duquesa de Sussex participaron de su último acto oficial como miembros de la realeza británica antes de concretar su salida, a fines de este mes. En esta ocasión, no se vieron apretones de mano ni grandes saludos, al parecer debido al coronavirus.
El duque y la duquesa de Sussex participaron de su último acto oficial como miembros de la realeza británica antes de concretar su salida, a fines de este mes. En esta ocasión, no se vieron apretones de mano ni grandes saludos, al parecer debido al coronavirus. Crédito: DPA
(0)
10 de marzo de 2020  • 12:55

LONDES.- El duque y la duquesa de Sussex participaron de su último acto oficial como miembros de la realeza británica antes de concretar su salida, a fines de este mes. En esta ocasión, no se vieron apretones de mano ni grandes saludos, al parecer debido al coronavirus.

Harry y Meghan asistieron al servicio del Día de la Commonwealth en la Abadía de Westminster ayer, en su primera aparición junto a miembros de la familia desde su anuncio en enero de que iban a abandonar sus deberes oficiales. El servicio del Commonwealth es un evento importante en el calendario real, principalmente porque la reina de 93 años apoyó su organización la mayor parte de su vida.

El encuentro estuvo liderado por la reina Isabel y acompañaron el príncipe Carlos y su mujer, Camila, el príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton. Harry y Meghan fueron escoltados a sus asientos antes de la llegada de la reina en lugar de esperarla y caminar con ella por la iglesia como lo hicieron el año pasado.

En un cambio de orden, el príncipe Guillermo y su esposa Kate, duquesa de Cambridge, tampoco participaron en la tradicional procesión de la reina. Al ubicarse en su lugar, Meghan, sonrió y le hizo una reverencia a la reina y al príncipe Carlos desde los asientos de la segunda fila, ubicada detrás del príncipe Guillermo y Kate.

Hubo discursos de los líderes de las diferentes confesiones religiosas y acompañamientos musicales. Pero los saludos durante el encuentro también se vieron modificados, ya que no se intercambiaron apretones de manos en la abadía: La reina recurrió a la cabeza inclinada, mientras que Carlos adoptó una pose de "namaste" con las palmas juntas.

Por su parte, cuando los duques de Sussex abandonaron el servicio, Harry "chocó" -a modo de saludo- con el codo a Craig David, y Meghan abrazó a Alexandra Burke después de que ambos cantantes se presentaron en la conmemoración.

La pareja también se detuvo para felicitar a Anthony Joshua, el dos veces campeón mundial de boxeo de peso pesado, por su discurso elocuente y su herencia británica y nigeriana.

Agencia AFP y AP

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.