Atentado en España: la policía tuvo una alerta de Estados Unidos