Gran Bretaña: crece el escándalo por el caso de escuchas ilegales

Revelan que serían muchas más las víctimas del espionaje del tabloide News of the World
(0)
7 de julio de 2011  

LONDRES.- El primer ministro británico, David Cameron, anunció ayer que promoverá una investigación oficial sobre el caso de las escuchas ilegales del tabloide sensacionalista News of the World, que ayer se transformó en un escándalo nacional al revelarse que también habrían sido intervenidos los teléfonos de algunas familias de víctimas de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres.

El escándalo tomó una nueva dimensión anoche cuando se supo que los teléfonos de las familias de soldados muertos en Afganistán e Irak también habían sido intervenidos por el investigador privado Glenn Mulcaire, que trabajaba para el tabloide que está hoy en el ojo de la tormenta. En un gesto que revela la gravedad de la situación, el dueño de ese popular semanario dominical, el magnate de los medios británicos Rupert Murdoch, calificó de "deplorables e inaceptables" las acusaciones contra su tabloide, que amenazan con dañar la reputación de todo su imperio mediático.

En una acalorada sesión parlamentaria dominada por el caso, Cameron expresó ayer su indignación por las "repugnantes" escuchas y se mostró dispuesto a impulsar varias pesquisas al margen de la investigación policial sobre el asunto.

"No necesitamos una sola investigación, sino varias sobre lo ocurrido. No estamos hablando de políticos y famosos, estamos hablando de víctimas de asesinatos y de terrorismo que tenían sus teléfonos intervenidos", dijo. Según trascendió, una de las investigaciones se centraría en analizar las acciones de los medios y otra en evaluar el comportamiento de la policía durante las investigaciones de las escuchas.

"Creo que el país entero se sentirá repugnado por lo que se ha escuchado y lo que se ha visto en las pantallas de televisión. Tenemos que analizar a fondo las prácticas de los medios y su ética en este país", añadió el premier.

La revelación sobre presuntas escuchas a familiares de las víctimas de los atentados suicidas de Londres, que dejaron 52 muertos, y de soldados caídos en Afganistán apareció horas después de que News of the World fuera acusado de haber intervenido el buzón de voz de una adolescente desaparecida en 2002, Milly Dowler, que luego fue hallada muerta.

Graham Foulkes, padre de un joven de 22 años que murió en los atentados, confirmó a la BBC que la policía lo contactó para informarle que su teléfono pudo haber sido intervenido. "Mi esposa y yo hablábamos con amigos por teléfono en un contexto muy personal, y la idea de que alguien pudiera estar escuchando eso buscando un titular barato es horrorosa", declaró.

La propia Scotland Yard, en tanto, se vio envuelta en la crisis al confirmar que recibió "información relacionada a pagos inadecuados a un pequeño número de agentes" por parte de periodistas del dominical para obtener información sobre las investigaciones de los atentados y otros crímenes. Estos pagos, al parecer, fueron autorizados entre 2003 y 2007 por Andy Coulson, un ex editor de News of the World que posteriormente se convirtió en jefe de prensa de Cameron y que debió dejar ese cargo en enero pasado, en conexión con este escándalo.

News of the World está en el centro de la tormenta desde 2006, cuando se inició una investigación sobre escuchas ilegales a decenas de personalidades británicas, incluidos el príncipe Guillermo; el ex viceprimer ministro John Prescott, y los actores Sienna Miller y Hugh Grant. Por "pinchar" esos buzones de voz fueron condenados a penas de cárcel un periodista especializado en temas de realeza, Clive Goodman, y el detective Mulcaire.

Si bien el caso está lejos de ser una novedad, ayer cobró una nueva dimensión al revelarse que las escuchas no sólo afectan a celebridades. "Estamos ante el mayor escándalo de prensa de los tiempos modernos", opinó el líder de la oposición laborista, Ed Miliband.

"Nos comprometemos a afrontar estos temas y hemos dado una serie de importantes pasos para impedir que vuelva a ocurrir", dijo Murdoch, en su primera reacción ante las nuevas revelaciones.

News of the World, versión dominical del tabloide The Sun, que cuenta con una tirada semanal de 2,8 millones de ejemplares, es editado por News International, perteneciente al imperio periodístico de Murdoch, que también es propietario del prestigioso diario The Times.

Según los analistas, el escándalo podría causar un daño incalculable a los diarios de Murdoch y repercutir en sus intentos de hacerse con el control de la emisora comercial BSkyB. Como un indicio de ello, grandes empresas como Ford y Vauxhall anunciaron la suspensión de la publicidad en News of the World.

Este escándalo volvió a colocar en el ojo de la tormenta a Rebekah Brooks, directora ejecutiva de News International, la rama británica de News Corporation, y antigua responsable de News of the World, que cuenta con la protección de Murdoch. El magnate descartó ayer pedirle la renuncia, a pesar de las crecientes presiones, incluso en círculos políticos, para que la reemplace.

RUPERT MURDOCH

Principal accionista de News Corp.

  • Profesión: empresario
  • Edad: 80 años
  • El magnate australiano es director y principal accionista de News Corporation, la corporación de medios de comunicación más grande e influyente del mundo, que ahora está envuelta en el escándalo de escuchas ilegales en Gran Bretaña.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.