El escenario. Hasta ahora, una montaña de soluciones insuficientes