Irak: liberan a tres periodistas rumanos

Estuvieron secuestrados durante 53 días
(0)
22 de mayo de 2005  • 15:42

BUCAREST (AFP) - Tres periodistas rumanos y su guía iraquí secuestrados en Irak fueron liberados cerca de Bagdad tras 53 días de cautiverio y hoy estaban bajo la protección de las autoridades rumanas, anunció en Bucarest un portavoz de la presidencia de Rumania.

"Los tres periodistas y su guía están sanos y salvos y desde las 13.44 hora local (10.44 GMT) bajo la protección de las autoridades rumanas", indicó el portavoz de la presidencia Adriana Saftoiu.

"Las cuatro personas regresarán a Rumania en los más breves plazos", agregó.

El anuncio de la liberación fue recibido con alegría y alivio en Bucarest, donde el presidente Traian Basescu declaró que "no negoció ni su política exterior, ni pagó rescate" por la liberación.

"Les aseguró que Rumania no negoció ni su política exterior presente ni futura, ni pagó rescate", indicó Basescu en una conferencia de prensa.

Un avión tipo Hércules del ejército rumano despegó del aeropuerto de Bucarest a las 16.30 hora local (13.30 GMT) con destino a Irak para buscar a los tres periodistas y su guía de origen iraquí, que regresarán a Rumania mañana, precisó.

Marie Jeanne Ion, periodista de Prima TV, su camarógrafo Sorin Miscoci y el corresponsal del diario Romania Libera, Eduard Ohanesian, fueron secuestrados el 28 de marzo en los alrededores de Bagdad, al mismo tiempo que su guía, el hombre de negocios Mohamed Munaf.

Los secuestradores, que se hacían llamar la Brigada de Muadh Ibn Jabal, fijaron un ultimátum el 27 de abril para que Rumania anunciara la retirada de sus 860 militares desplegados en Irak, amenazando con matar a los rehenes.

El presidente Basescu se negó a ceder a las reivindicaciones de los secuestradores, cuyo paradero era aún desconocido hoy por la tarde.

Las autoridades rumanas declararon en varias ocasiones que no pensaban cambiar de política exterior a pesar de los numerosos llamamientos de las familias de los rehenes y de la oposición para que retiraran las tropas de Irak.

A finales de abril tras un ultimátum de los secuestradores, cientos de personas se manifestaron durante varios días en el centro de Bucarest gritando "retiren las tropas", "no les dejen morir".

Durante el cautiverio de los tres periodistas y el guía, las familias de los rehenes fueron recibidas en el palacio presidencial por un consejero de Basescu, donde reclamaron también la retirada de las tropas rumanas de Irak.

La oposición social demócrata (PSD), más prudente, actuó en la misma dirección: el nuevo presidente del PSD, Mircea Geoana, pidió "un calendario de retirada" del continente rumano en Irak, en coordinación con la coalición dirigida por Estados Unidos.

Hoy la noticia fue recibida con gran alegría y alivio, sobre todo por los familiares de los secuestrados pero también por todo el país.

"El presidente Basescu nos llamó hacia las 14.30 para darnos esta extraordinaria noticia", declaró muy emocionado el senador social-demócrata Vasile Ion, padre de Marie-Jeanne.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.