Jair Bolsonaro felicita a la policía por un operativo contra un exaliado

Fuente: Reuters
Allanaron la residencia del gobernador de Río de Janeiro, enfrentado al mandatario por la gestión del brote del nuevo coronavirus
(0)
27 de mayo de 2020  

RÍO DE JANEIRO.- Enfrentados por la crisis del coronavirus, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, celebró ayer el allanamiento de la casa del gobernador de Río de Janeiro, uno de sus grandes críticos en el manejo de la epidemia, en una causa judicial por supuesto desvío de fondos.

Bolsonaro celebró la noticia del allanamiento de la Policía Federal (PF) de la residencia oficial de Wilson Witzel, en el marco de una investigación de un supuesto esquema de desvío de dinero en la construcción de hospitales de campaña por la emergencia sanitaria.

"Felicito a la Policía Federal, me enteré por los medios", dijo Bolsonaro, en declaraciones a periodistas y militantes en la puerta de la sede del gobierno en Brasilia, con un gesto que parecía indicar una sonrisa debajo del barbijo.

La operación fue informada oficialmente por la Policía Federal, que precisó que se realizaron 12 allanamientos desde la madrugada de ayer en el estado de Río de Janeiro, entre ellos, al Palacio Laranjeiras, residencia oficial de Witzel.

TV Globo mostró vehículos y agentes de la PF apostados en el Palacio de Laranjeiras, así como en la casa donde Witzel vivía antes de asumir el cargo, en 2019.

También fue allanado el departamento del exsubsecretario de Salud Gabriel Neves, en el acomodado barrio carioca de Leblon. Varias personas fueron detenidas a principios de mayo, entre ellas Neves, sospechosas de integrar un esquema de compra fraudulenta de respiradores, esenciales para tratar los casos graves de Covid-19.

Aliado de Bolsonaro durante la campaña electoral de 2018, Witzel se distanció del mandatario a fines del año pasado y en la actualidad es uno de sus más firmes opositores, especialmente en relación con las medidas de aislamiento adoptadas en Río de Janeiro, San Pablo y otros estados, que el presidente critica por su impacto en la economía.

La causa tiene que ver con unos 160 millones de dólares, adjudicados sin licitación por la emergencia sanitaria, a una empresa contratista especializada en insumos médicos para construir hospitales de campaña.

Se había previsto la construcción para el 30 de abril de siete hospitales de campaña para los infectados por la pandemia, pero hasta ahora apenas se inauguró uno de ellos, al lado del estadio Maracaná.

A partir de esta semana comenzarán a abrir los demás, mientras que también están operativos otros dos hospitales de campaña construidos con financiación privada.

Witzel, un exjuez elegido con un fuerte discurso anticorrupción, negó haber cometido ningún delito. "Todas las irregularidades se están investigando porque yo lo determiné", declaró ayer en la sede de gobierno.

Además de "innecesario", el allanamiento fue un "acto de persecución política", agregó el funcionario, y advirtió: "Lo que ocurrió conmigo ocurrirá con otros gobernadores considerados enemigos" por Bolsonaro.

Dictadura

Witzel afirmó que en Brasil se está instalando un "fascismo", una "dictadura de persecución", y contraatacó pidiendo mayor celeridad en las investigaciones contra el hijo mayor del presidente, el actual senador Flavio Bolsonaro, por sospechas de desvíos y lavado de dinero cuando era diputado de la Cámara regional de Río de Janeiro.

El mandatario brasileño insulta habitualmente a Witzel por haber roto su alianza con él y decidido implementar acciones de aislamiento social para enfrentar la pandemia.

Bolsonaro también acusó a Witzel de intentar vincularlo a él y a sus hijos en la investigación de sicarios de bandas parapoliciales detenidos por el homicidio de la concejal socialista Marielle Franco, en marzo de 2018.

Bolsonaro fue acusado por su exministro de Justicia Sergio Moro de intentar interferir en la Policía Federal para blindar a familiares y aliados de esa y otras investigaciones que podrían comprometerlos.

Esa presunta interferencia decidió semanas atrás la sorpresiva renuncia del exjuez estrella de la operación Lava Jato a la cartera judicial, donde ejercía desde el comienzo del mandato de Bolsonaro. En estos momentos sus denuncias están siendo investigadas por la Fiscalía General.

Los allanamientos contra Witzel fueron autorizados por el Superior Tribunal de Justicia (STJ), que tiene competencia para actuar en las gobernaciones. Habían sido anticipados el día anterior en declaraciones radiales por la diputada Carla Zambelli, una activa bolsonarista que defiende una mayor acción de la Policía Federal contra los gobernadores que se oponen al plan oficial para afrontar la pandemia.

En los últimos tres años fueron presos -detenidos preventivamente o condenados- cinco exgobernadores de Río por corrupción: Wellington Moreira Franco, Rosinha Matheus, Antonhy Garotinho, Sergio Cabral y Luis Fernando Pezao.

Agencias AP, AFP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.