James Martin: "La oposición al Papa en EE.UU. es pequeña, pero muy ruidosa"

James Martin
James Martin
El jesuita norteamericano es una de las figuras del progresismo católico
Elisabetta Piqué
(0)
4 de noviembre de 2019  

ROMA.- El padre jesuita norteamericano James Martin, de 58 años, autor de best sellers religiosos y estrella mediática, es una de las voces más influyentes del mundo católico progresista estadounidense. Subdirector de la prestigiosa revista jesuita America Magazine -equivalente a la Civiltá Cattólica, en los últimos años se ha vuelto el referente del mundo LGBT, a quien acompaña pastoralmente y defiende. Por este motivo, suele ser atacado ferozmente por los sectores católicos de derecha ultraconservadores. Hace un mes fue recibido en audiencia por el papa Francisco en la biblioteca del Palacio Apostólico, algo que fue interpretado como una señal de respaldo a su labor. "Para mí fue un mensaje muy claro de que al Papa le importa y le preocupa el colectivo de católicos LGBT. El hecho de que estuviera 30 minutos conmigo en medio de una día muy ocupado fue un mensaje muy fuerte", dijo Martin en una entrevista con LA NACION, en la que también aseguró que la oposición a Francisco en Estados Unidos "es muy pequeña, pero muy ruidosa, bien organizada y financieramente fuerte".

-¿Por qué usted es tan atacado en Estados Unidos?

-Soy atacado por las mismas razones por las que el Papa es atacado. La gente tiene miedo de ver las cosas en forma diferente, tiene miedo de cambiar y en este tema en particular, ve a la gente LGBT como "el otro". Pienso, además, que la gente también le tiene miedo a su propia compleja sexualidad y esto asusta mucho.

-¿ Piensa que el colectivo LGBT está decepcionado de Francisco, que al principio sorprendió a todos con el famoso "quién soy yo para juzgar"?

-Algunos pueden estar decepcionados. Pero por mi experiencia, el Papa, con su cambio de tono y de discurso logró hacer volver muchísima gente a la Iglesia, incluso LGBT. En término de cambios, ellos sienten que este hombre los entiende. Y se trata de centenares de personas.

-¿Centenares?

-Sí. Porque ven y sienten el cambio de tono. E incluso algo como mi audiencia con él fue visto como una señal de cariño.

-¿Cree que en algún momento podrá darse algún tipo de cambio? L a Iglesia sigue hablando de la homosexualidad como "un desorden intrínseco"...

-Primero de todo, no estoy desafiando ninguna enseñanza de la Iglesia sobre homosexualidad, pero pienso que la mayoría LGBT, está menos preocupada por el matrimonio gay que por ser bien recibida en sus parroquias.

-¿Qué cree que debería hacer la Iglesia?

-Primero de todo, debería dejar de atacarlos, como si fueran los únicos que no están de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. En Estados Unidos, por ejemplo, hay personas LGBT que fueron despedidas de sus trabajos porque están civilmente casadas. Mientras que otros católicos que tampoco siguen enseñanzas de la Iglesia no son despedidos. En segundo lugar, hay muchos curas que todavía hablan de ellos en forma muy negativa.

-Más allá de estos temas, ¿ cuán fuerte es la resistencia al papa Francisco en Estados Unidos ?

-Yo diría que la oposición es muy pequeña, pero muy ruidosa; tiene muchos fondos económicos y está muy bien organizada.

-¿ C ree que es posible un cisma en la Iglesia de E stados Unidos ?

-No creo. Si uno viaja a las parroquias del país y habla con la gente, el promedio no está interesado en romper con la Iglesia Católica.

-¿ P ercibió en el Vaticano un clima de intrigas por un eventual cónclave?

-No lo sentí, pero vi que la gente habla del próximo cónclave y de la Iglesia estadounidense. Mucha gente me preguntó qué está pasando. Y creo que la división tiene que ver con la política: se trata de gente que no quiere al Papa porque su prédica molesta a sus creencias políticas en temas como el ambiente, los pobres y los refugiados. El tema es cómo responder a esta oposición. Creo que Francisco ha reaccionado muy bien al decir que estaba honrado por los ataques que vienen de Estados Unidos. A él no le molesta todo esto: como Jesús, sigue adelante y el Evangelio es su respuesta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.