El fantasma del juicio político empieza a planear sobre Bolsonaro

Ayer, un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) ordenó investigar las acusaciones del recientemente dimitido ministro de Justicia, Sergio Moro, contra el presidente Jair Bolsonaro
Ayer, un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) ordenó investigar las acusaciones del recientemente dimitido ministro de Justicia, Sergio Moro, contra el presidente Jair Bolsonaro Fuente: Reuters
(0)
28 de abril de 2020  • 10:23

RÍO DE JANEIRO.- Un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) ordenó investigar las acusaciones contra Jair Bolsonaro por "interferir" en investigaciones policiales, lo que podría derivar en un juicio político contra el presidente de Brasil. El nuevo giro en la política brasileña ocurre en medio de la polémica por la renuncia del exministro de Justicia, Sergio Moro.

El magistrado Celso de Mello envió un fallo en el que expresó que la Policía Federal cuenta con 60 días para interrogar a Moro, cuya renuncia la semana pasada despertó una fuerte agitación en el gobierno, ya que el ex titular de Justicia brasileño dijo que Bolsonaro le había manifestado en varias oportunidades que quería reemplazar al director de la Policía Federal con alguien que pudiera facilitar el acceso a las investigaciones y a los informes de inteligencia.

Celso de Mello, en su escrito, indicó: "Los crímenes supuestamente practicados por el señor Presidente de la República [parecen tener] íntima conexión con el ejercicio del mandato presidencial". Por esa razón, autorizó la investigación del mandatario. El documento enumera siete posibles delitos cometidos por Bolsonaro, entre ellos prevaricación y obstrucción a la justicia.

Sergio Moro dijo que Bolsonaro le había manifestado en varias oportunidades que quería reemplazar al director de la Policía Federal con alguien que pudiera facilitar el acceso a las investigaciones y a los informes de inteligencia.
Sergio Moro dijo que Bolsonaro le había manifestado en varias oportunidades que quería reemplazar al director de la Policía Federal con alguien que pudiera facilitar el acceso a las investigaciones y a los informes de inteligencia. Fuente: Archivo - Crédito: AP

Moro renunció después de que Bolsonaro destituyera al director general de la Policía Federal. Pero el mandatario expresó que el funcionario había renunciado por decisión propia.

"El presidente me dijo que quería colocar a una persona con quien tuviera contacto personal, a quien pudiese llamar, pedirle informaciones, informes de inteligencia (...) Prestar ese tipo de información no es el papel de la Policía Federal. Las investigaciones deben ser preservadas", denunció Moro en una conferencia de prensa en Brasilia.

Esa misma noche, presentó a la televisión un intercambio de Whatsapp con Bolsonaro en el cual el jefe de Estado parece ejercer presiones para el reemplazo del jefe de la Policía Federal. Según medios brasileños, el exjuez dispone de grabaciones de discusiones con el mandatario.

presentó a la televisión un intercambio de Whatsapp con Bolsonaro en el cual el jefe de Estado parece ejercer presiones para el reemplazo del jefe de la Policía Federal.
presentó a la televisión un intercambio de Whatsapp con Bolsonaro en el cual el jefe de Estado parece ejercer presiones para el reemplazo del jefe de la Policía Federal. Crédito: Captura GLOBO

Bolsonaro, en el discurso que pronunció el mismo día que Moro dejó el puesto, negó haber pretendido saber acerca de las investigaciones en curso, pero no se refirió a la acusación de que quería a un sucesor que compartiera información con él.

¿Juicio político a Bolsonaro?

Las conclusiones de la investigación, que deben ser entregadas al Procurador General de la República, Augusto Aras, pueden abrir el camino a un pedido de juicio político contra el presidente o a una acusación por falso testimonio contra Moro.

Aras pidió la semana pasada al Supremo Tribunal Federal que abriera una investigación de las acusaciones efectuadas por Moro, que se destacó en la extensa investigación anticorrupción Lava Jato. Él era el ministro más popular de Bolsonaro y, a lo largo de una serie de crisis en su gobierno, su lugar en el gabinete ayudó a que conservara su base de apoyo y la apariencia de respeto al estado de derecho.

En su solicitud, el procurador general dijo que el discurso de Moro implicaba que Bolsonaro había cometido varios posibles delitos y solicitó que el exministro sea interrogado y proporcione evidencia que respalde sus afirmaciones.

En caso de que el fiscal Aras encuentre elementos que respalden una denuncia formal contra Bolsonaro, corresponderá a la Cámara de Diputados autorizar al Tribunal Supremo a llevar a cabo la investigación. Y si esta confirmara las sospechas, corresponderá nuevamente al Congreso abrir un proceso de "impeachment" (destitución), con apartamiento del cargo de Bolsonaro.

Agencia AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.