Los cibersoldados de Corea del Norte no se conforman con Sony

Lograron que la compañía cancele un estreno y ahora apuntan a la infraestructura de Corea del Sur y EE.UU.
Ju Min-park
Jack Ni
(0)
20 de diciembre de 2014  

SEÚL.- El ciberataque a Sony Pictures puede haber sido un ejercicio de práctica del ciberejército de elite norcoreano, cuyo objetivo a largo plazo sería interrumpir las telecomunicaciones y la red de distribución de energía de sus países rivales, según afirman algunos disidentes expatriados.

Según ellos, el empobrecido país del Norte habría elegido el uso de capacidades militares no convencionales, como la ciberguerra o la tecnología nuclear, para estar a la altura de sus enemigos. Sus anticuados tanques, aviones y armamento liviano de la era soviética se encuentran en clara desventaja frente a la capacidad de alta tecnología de sus adversarios.

Un desertor señaló que el régimen norcoreano trabaja desde hace años en el desarrollo de tecnologías capaces de interrumpir o destruir los sistemas informáticos que controlan los servicios públicos, como las instalaciones y el suministro eléctrico.

"El objetivo final de la ciberestrategia de Corea del Norte es lograr atacar la infraestructura de Corea del Sur y Estados Unidos", dijo Kim Heung-kwang, un desertor del Norte que se desempeñaba como profesor de ciencias informáticas y asegura seguir en contacto con la comunidad de su país.

"El hackeo a Sony Pictures es similar a los ataques previos de los que se culpó a Corea del Norte, y es el resultado del entrenamiento y el esfuerzo que se pone en destruir infraestructura", dijo Kim, quien se expatrió en Corea del Sur, en 2004.

El ciberataque más resonante de Corea del Norte hasta la fecha es el hackeo a la corporación Sony, que obligó al estudio cinematográfico a cancelar la película The Interview, una comedia de ficción sobre el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un.

Pero ahora los objetivos son otros. En la unidad norcoreana de ciberguerra "están entrenados para lanzar ataques contra las redes eléctricas", dijo Jang Se-yul, un desertor norcoreano que estudió en la escuela militar de ciencias informáticas antes de escapar al Sur, hace seis años. Corea del Norte destina ingentes recursos a una sofisticada célula de ciberguerra, llamada Oficina 121, dirigida por la agencia de inteligencia militar e integrada por algunos de los más talentosos expertos cibernéticos del país, dijeron varias fuentes.

La mayoría de los hackers de esa unidad provienen de la escuela de informática militar. "El blanco último al que le apuntan desde hace mucho tiempo es la infraestructura", dijo Jang.

En 2013, Corea del Sur acusó a su vecina del Norte de una serie de ciberataques que paralizaron los sistemas de sus bancos y emisoras de radio y televisión durante varios días. En marzo de ese año, más de 30.000 terminales de bancos y emisoras surcoreanas recibieron el golpe, que fue seguido por un ataque contra los sitios web del gobierno de Corea del Sur.

Un funcionario del Ministerio de Defensa de Seúl, que hace cuatro años creó un cibercomando, dijo que la capacidad de Corea del Norte de afectar con ciberataques la infraestructura del Sur es una amenaza en ciernes, pero se negó a entrar en detalles.

La agencia de inteligencia de Corea del Sur no quiso hacer comentarios sobre las redes que siguen siendo vulnerables a los ciberataques del Norte. Y la policía nacional, a cargo de los operativos contra el cibercrimen, tampoco quiso referirse al tema.

Pero los funcionarios de la planta de gas estatal y el operador de los 23 reactores nucleares que suministran un tercio de la electricidad de la cuarta economía más grande de Asia dijeron que ya hay en marcha un plan de contingencia para contrarrestar la infiltración.

"Desde el ataque a los bancos del año pasado, estamos mucho más alertas", dijo un funcionario de la Korea Hydro & Nuclear Power Co Ltd, manejada por el gobierno.

Kim jong-un

Fuente: LA NACION

Presidente de Corea del Norte

En la película The Interview, dos periodistas norteamericanos son contratados por la CIA para asesinar al líder norcoreano durante un viaje a Pyongyang

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.