¿Nueva ola de contagios?: Cinco rebrotes que preocupan al mundo

El primer gran rebote sucedió en Pekín, donde ya se registraron 158 casos desde la semana pasada en el mercado mayorista de Xinfadi, principal fuente de suministros de la capital, después de dos meses sin ninguna persona enferma en la ciudad.
El primer gran rebote sucedió en Pekín, donde ya se registraron 158 casos desde la semana pasada en el mercado mayorista de Xinfadi, principal fuente de suministros de la capital, después de dos meses sin ninguna persona enferma en la ciudad. Fuente: AFP
Julia D'Arrisso
(0)
18 de junio de 2020  • 15:39

Un mercado mayorista en Pekín, una fiesta clandestina en Portugal y una fábrica de carne en Alemania son solo algunos de los escenarios que empezaron a poner en alerta al mundo otra vez. Mientras muchos consideran que en los países de Europa o Asia lo peor de la pandemia ya pasó, existen nuevos focos de contagio que podrían dar a entender lo contrario.

Si bien existen algunas situaciones aisladas, como en Nueva Zelanda, donde se localizaron tres nuevos casos de coronavirus en personas provenientes del exterior, también aparecieron focos masivos de contagio que obligaron a los gobiernos a tomar nuevas medidas de restricción y sembraron la duda sobre la posibilidad de que se expanda una nueva ola de infecciones.

La primera alarma se encendió en Pekín, donde ya se registraron 158 casos desde la semana pasada en el mercado mayorista de Xinfadi, principal fuente de suministros de la capital, después de dos meses sin ninguna persona enferma en la ciudad.

El virus que se habría alojado en tablas utilizadas para cortar salmón importado y después de que se descubrieran estos nuevos casos, unas 30 zonas residenciales fueron puestas en confinamiento y se cerraron todos los centros escolares, a la vez que se implementó una campaña masiva de pruebas de diagnóstico y desinfección de comercios.

El responsable municipal explicó que las medidas se tratan de "bloquear completamente los canales de transmisión de la epidemia y no de un cierre", mientras que el virólogo jefe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Wu Zunyou aseguró que la situación está "controlada". "Esto no quiere decir que no vaya a haber nuevos casos mañana. Pero (...) serán cada vez menos numerosos", dijo.

En Alemania no fue solo uno, sino varios focos los que pusieron en alerta al país. Las autoridades de Gütersloh, en Renania del Norte-Westfalia, ordenaron el cierre de todos los centros educativos después de que cientos de trabajadores de la fábrica de carne más grande de Alemania dieran positivo en Covid-19.

El origen de las infecciones habría sido importado por trabajadores migrantes que aprovecharon la reapertura de las fronteras para visitar a sus familias y volvieron al trabajo. En total se registraron 657 casos positivos, por lo que la empresa cerró sus puertas y puso en cuarentena a sus más de 7000 empleados, según consignó la emisora Deutsche Welle. El aumento de casos superó los parámetros establecidos por el gobierno de 50 nuevas infecciones en una semana por cada 100.000 habitantes para tomar medidas de emergencia, por lo que las autoridades estudian la posibilidad de cerrar comercios y restaurantes.

Pero eso no es todo. Según Deutsche Welle, también se registraron alrededor de 100 nuevos casos de coronavirus en Gotinga en un complejo de departamentos, que generó que unos 700 residentes del lugar se pusieran en confinamiento. Sumado a esto, se decidió que 370 hogares de un barrio de Berlín volvieran a la cuarentena porque también se detectaron casos.

La "vuelta a la normalidad" tampoco parece haber traído buenos resultados para Israel, que impuso un cierre casi total desde mediados de marzo y decidió reabrir algunos sectores de la economía a finales de abril.

Pero con el retorno del servicio de trenes y grandes eventos culturales de hasta 250 personas, los casos de coronavirus empezaron a crecer de cinco diarios hacia fines de mayo a 300 por día durante la última semana, según consignó la agencia Bloomberg. Ante este panorama, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió: "Está volviendo a subir. Terminamos con la apertura de la economía".

Irán también avisó que podría volver a imponer medidas más estrictas para contener la propagación del coronavirus después de anunciar el lunes que se contabilizaron más de 100 muertos durante los últimos días y más de 2600 nuevos casos.

Las autoridades atribuyeron el repunte a reuniones no autorizadas en provincias de alto riesgo. "Celebrar reuniones como bodas y funerales es una de las principales causas del incremento de las infecciones por coronavirus en las provincias", dijo el viceministro de salud Iraj Harirchi. Y precisó: "En una provincia, 120 personas se infectaron en una sola boda".

El vocero del gobierno, Ali Rabii, lamentó la infracción de las medidas de distancia física en los lugares de culto y también de los usuarios del transporte público, pero defendió que "esto no significa un nuevo pico". "Si constatamos que la propagación del virus está fuera de control [...] entonces sin ninguna duda aplicaremos de nuevo decisiones estrictas", confirmó.

En Portugal, las autoridades también empezaron a detectar pequeños focos de infección. El último brote se encontraba en Alcobaca, una población situada unos 100 kilómetros al norte de Lisboa, donde 29 ancianos de un geriátrico y 10 empleados, así como varios familiares de los empleados, dieron positivo en el virus.

Además, se desplegó un operativo para localizar a un centenar de personas que asistieron a una fiesta ilegal el fin de semana en Lagos, la costa del Algarve. Hasta el momento, se confirmaron 16 casos entre los invitados.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.