Palmira, un patrimonio histórico destrozado en manos de Estado Islámico