Pánico en Chile por un terremoto: alerta de tsunami en varios países

El sismo, de 8,2° en la escala de Richter, sacudió el norte del país, 89 kilómetros al oeste de Iquique, y obligó a la evacuación de las ciudades costeras; no se reportaron muertos
El sismo, de 8,2° en la escala de Richter, sacudió el norte del país, 89 kilómetros al oeste de Iquique, y obligó a la evacuación de las ciudades costeras; no se reportaron muertos
Carlos Vergara
(0)
2 de abril de 2014  

VALPARAÍSO, Chile.- Un fuerte sismo de 8,2 grados en la escala de Richter sacudió anoche en el norte de Chile, al oeste de la ciudad de Iquique y a 46,4 kilómetros de profundidad marítima, lo que generó pánico por una alerta de tsunami que obligó a evacuar todas las ciudades costeras e insulares del país. Hasta anoche no se habían registrado muertos.

La alerta de tsunami fue extendida por el Centro de Alerta de Tsunami de Hawaii y por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) a las costas de Perú, Ecuador, Colombia y Costa Rica.

El epicentro fue fijado a unos 89 kilómetros al sudoeste de Cuya, en la región de Tarapacá, provocando la histeria en Iquique, que cuenta con casi 170.000 habitantes, quienes huyeron despavoridos hacia las zonas altas de la ciudad, lo que provocó un gigantesco caos vehicular antes de llegar a Alto Hospicio, ruta que incluso registró un corte de camino producto de derrumbes.

De la misma forma, hubo un gran corte de energía en el norte del país y se saturaron las líneas telefónicas en todo Chile.

"Hubo un fuerte ruido, se empezaron a caer las cosas, se rompieron los vidrios y se fue cortando la luz. La gente tiene experiencia y consciencia de la evacuación, así que no hubo mayores contratiempos", dijo el psiquiatra Ricardo Yévenes.

El organismo responsable de alertar a la población sobre fuertes movimientos de la marea, el Servicio Hidrográfico y Oceánico de la Armada chilena (SHOA), estableció inicialmente la evacuación en las regiones de Arica y Parinacota, la cual hizo extensiva pocos minutos más tarde a todo el país.

"Las mayores intensidades fueron en Arica e Iquique. Se estableció evacuación preventiva y alerta de tsunami para todo el borde costero, por lo que se amplió la evacuación. Las primeras olas ya arribaron a Pisagua y en las próximas horas arribarán a otras ciudades (...) Reiteramos a la población mantener la calma y efectuar la evacuación a pie, de manera tranquila y ordenada", señaló el director de la entidad, Ricardo Toro.

Anoche se registraron olas de 1,80 metros en la localidad costera de Pisagua, donde el agua entró hasta unos 200 metros, y de casi dos metros y medio en Iquique. Se esperaba el arribo de fuertes oleajes sobre toda la zona costera chilena hasta la madrugada de hoy, con especial atención de las autoridades en el archipiélago de Juan Fernández e Isla de Pascua.

En Arica se registraron caídas de muros de algunas casas y un desprendimiento en el emblemático e histórico morro de esa ciudad, informaron las autoridades. También hubo pequeños incendios en Arica e Iquique. Además, se informó que todos los aeropuertos funcionaban sin contratiempos, aun cuando se suspendió preventivamente el aterrizaje en Arica e Iquique.

Los primeros en llegar a las oficinas de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) fueron el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy; el ministro de Defensa, Jorge Burgos, y el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, quienes hicieron un fuerte llamado a la calma de la población y afirmaron que no se habían manifestado desórdenes ni desmanes en la evacuación en el norte del país.

"No se reportaron daños graves ni desgracias. Las fuerzas armadas están preparadas. A todos los que estén en zonas seguras, por favor quédense allí", dijo Aleuy. Todo el extremo norte del país fue sacudido por fuertes sismos durante las últimas semanas y su población estuvo atenta ante los augurios de expertos que pronosticaban un gran terremoto en esa zona.

Anoche, las sirenas de alerta sonaron en toda la región, así como los mensajes de texto, que comunicaban sobre la evacuación a todos los teléfonos celulares inscriptos para esta eventualidad.

En Viña del Mar y en La Serena, la población optó por huir hacia los cerros, ayudada por bomberos, Defensa Civil, carabineros y guardias motorizados. También fueron evacuados los hospitales de la mayoría de las ciudades.

En Valparaíso, el pánico era palpable en sus principales avenidas, las cuales fueron quedando poco a poco vacías y con la mayor parte de la población huyendo a los sitios de resguardo.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, que estaba anoche en una reunión con parlamentarios de Nueva Mayoría en Valparaíso, se desplazó inmediatamente a Santiago para sumarse al equipo de emergencia en el Palacio de La Moneda. Allí lo esperaba la presidenta Michelle Bachelet.

El gobierno también determinó la citación al comité nacional de operaciones de emergencias y sus respectivas divisiones regionales.

De esta forma, en el último medio siglo, es el mayor sismo producido en Chile tras el devastador terremoto del 27 de febrero de 2010, de 8,8 grados en la escala de Richter, y que dejó 525 muertos y 25 desaparecidos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.