Sin informantes ni apoyo oficial, Siria es terra incognita para la CIA

Dan De Luce
(0)
28 de agosto de 2014  

Washington.-Localizar a los jihadistas de Estado Islámico (EI) en Siria es una tarea difícil para las agencias de espionaje norteamericanas, ya que Washington no cuenta con una buena red de informantes y sus drones enfrentan riesgos en el terreno, según los analistas.

A diferencia de lo que sucede en las zonas tribales de Paquistán o en Irak, Estados Unidos ha estado ausente durante años en Siria y no ha construido una red de relaciones que pueda utilizar para monitorear los movimientos de las principales figuras de EI.

Así, si el presidente Barack Obama decide expandir los ataques aéreos contra los militantes jihadistas desde Irak hasta Siria, podría enfrentar dificultades.

"[En Siria] no tenemos los mismos recursos de inteligencia que tenemos en Irak", dijo a la cadena de televisión CNN el representante demócrata de California Adam Shiff. "No tenemos el mismo gobierno con el que poder trabajar en Siria [...] así que los límites son mucho más sustanciales", agregó.

Los bombardeos de Estados Unidos en Irak, Afganistán, Paquistán y Yemen se realizan sobre la base de los datos de numerosos informantes y con una flota de drones que pueden permanecer en el aire durante horas, esperando que aparezcan en la mira los objetivos, según explicaron ex funcionarios.

En comparación, las condiciones que enfrenta Estados Unidos en Siria hacen que allí esté prácticamente ciego, dijo uno de ellos.

"Es un desafío de grandes dimensiones. Es más fácil decirlo que hacerlo", opinó Michael Rubin, del American Enterprise Institute, un centro de investigación de Washington.

Con el retiro de las tropas norteamericanas de Irak y el enfoque cauteloso sobre la guerra civil en Siria, Estados Unidos no tiene una imagen precisa de sus adversarios de EI en ese país, según Rubin.

En países como Paquistán, cuando los informes de inteligencia indican que una figura relevante de Al-Qaeda puede dirigirse hacia un área, hay informantes norteamericanos capaces de vigilarla hasta que aparece, mientras que en Siria "no tenemos ese tipo de red", explicó.

Si bien se ha informado que en los últimos tiempos miembros de grupos rebeldes sirios moderados fueron reclutados como informantes de la CIA, esta flamante red parece ser relativamente pequeña en comparación con la desarrollada en Paquistán la década pasada.

Agendas

Washington también debe lidiar con aliados como Qatar y Turquía, que tienen diferentes agendas y tal vez no compartan la información sobre EI de la que disponen, según Rubin.

Obama aprobó la realización de vuelos de reconocimiento en Siria, pero aún no está claro si los drones norteamericanos y otros aviones enfrentan una amenaza seria de los sistemas de defensa aérea de Damasco.

El régimen de Bashar al-Assad ha perdido el control de partes del este del país y los analistas dicen que sus defensas aéreas no están operativas allí. Por otra parte, los líderes del régimen podrían ser reacios a permitir que los aviones espía de Estados Unidos pasen de la frontera este para obtener una imagen detallada de las fuerzas sirias y sus posiciones en otras áreas.

Si los sistemas de defensa aérea del régimen no atacan los drones norteamericanos, éstos "no deberían tener demasiados problemas operando contra las fuerzas de EI", según Huw Williams, analista de IHS Jane's.

Para Gary Samore, ex consejero de Obama sobre control de armas, es poco probable que Damasco dispare misiles tierra-aire contra los aviones de Estados Unidos, cuando este país está a punto de bombardear a un importante enemigo del régimen, y se arriesgue a desencadenar una represalia.

"No sé por qué motivo los sirios querrían intervenir", dijo. "Tiendo a creer que el gobierno sirio daría la bienvenida a los ataques aéreos [...] aunque podrían reclamarles la forma de actuar del gobierno paquistaní."

Según Samore, el mayor problema es la necesidad de tropas terrestres en Siria, que puedan ganar terreno a los milicianos de EI luego de los bombardeos aéreos.

"La pregunta es si hay o no fuerzas de tierra en el este de Siria que podrían dar continuidad a los ataques aéreos de Estados Unidos y controlar de hecho el territorio", dijo. "La respuesta perfectamente puede ser: «no»."

Dan De Luce - Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?