Un revés para la industria argentina, sobre todo la automotriz

Según los economistas, será el sector más afectado por la ralentización de Brasil
Según los economistas, será el sector más afectado por la ralentización de Brasil Fuente: Archivo
Sofía Terrile
(0)
31 de mayo de 2019  

Brasil iba a ser una de las "ayudas" que tendría la economía argentina este año para evitar una caída más profunda que el 1,9% que estiman las consultoras privadas. Ahora que ya se conocen las malas noticias del país vecino (con caída del PBI de 0,2% en el primer trimestre), resta ver cuál será el correlato local, en especial en el sector de manufacturas de origen industrial y en el automotor.

La Argentina tiene una relación con Brasil que se puede plantear en dos grandes "segmentos", explica Martín Vauthier, de Eco Go. Uno es el financiero y el otro, el comercial. El primero es que provoca dolores de cabeza al peso argentino. "El mercado evalúa a las distintas economías en función de las regiones, por lo que si a Brasil le va bien hay un ingreso de capitales que beneficia favorablemente a la Argentina", explica. Lo mismo sucede en sentido contrario.

El real ya volvió a estar a niveles preelectorales, detalla Matías Rajnerman, de Ecolatina. Y apunta que es una "doble" mala noticia, porque la depreciación del real hace que la Argentina le venda menos a Brasil y que, además, Brasil sea más competitivo ante mercados que ambos países se disputen.

Vauthier señala que en 2018 Brasil recibió el 18% del total de exportaciones argentinas. Pero los porcentajes son mucho mayores en dos sectores: el país vecino fue también el destino del 37% de las manufacturas de origen industrial y el 68% de las de material de transporte terrestre (donde se incluye la industria automotriz).

"Hay exportaciones más relacionadas con el ciclo de Brasil, como las automotrices. En recesión, esas compras se resienten, que no es lo mismo que pasa con el agro, que se sigue demandando", dice Vauthier. Eso podría complicar al empleo local, añade.

Camilo Tiscornia, de C&T Asesores Económicos, explica que, si hubiera inconvenientes, el agro se podría reubicar eventualmente en otros destinos, pero en el sector automotor hay mayores complejidades, porque las plantas están integradas.

El país vecino había empezado el año con proyecciones de crecimiento del 3%. Ahora la oficial es de 1,6%. "De todos modos, Brasil puede ayudar a la Argentina, aunque no tanto como se estimaba", concluye Tiscornia.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.