Una biografía para que sus hijos lo recuerden

Jobs autorizó el libro, que saldrá a fin de mes
Alistair Barr
(0)
8 de octubre de 2011  

SAN FRANCISCO.- Con dolor y demasiado débil para subir escaleras, pocas semanas antes de su muerte , Steve Jobs decidió que quería que sus hijos entendieran por qué no siempre estaba para ellos, según dijo ayer el autor de su esperada biografía, que será lanzada a fin de mes.

"Quería que mis hijos me conocieran", dijo Jobs, según lo cita el escritor Walter Isaacson cuando le preguntó al cofundador de Apple por qué había autorizado una biografía total tras vivir una vida privada , casi ascética. "Yo nunca estaba para ellos y quería que ellos supieran por qué y entendieran lo que hice", contó Jobs a Isaacson en la última entrevista, en su casa, en Palo Alto, California.

Isaacson dijo que visitó a Jobs por última vez hace unas pocas semanas y lo encontró con algo de dolor, por el avanzado estado de su cáncer de páncreas, en la planta baja de la casa. Jobs se había instalado allí porque estaba muy débil para subir y bajar escaleras, "pero su mente seguía siendo aguda y su humor, radiante", escribió Isaacson, en un ensayo aparecido ayer en la página web de la revista Time .

Funeral secreto

Jobs luchó con problemas de salud, pero contó poco acerca de su batalla contra el cáncer, que padeció durante siete años. Cuando renunció a la presidencia ejecutiva de Apple , en agosto pasado, cedió ese lugar a Tim Cook, y simplemente manifestó que ya no podía cumplir con sus obligaciones para el cargo.

Apple imitó el carácter de su creador ante la circunstancia de su muerte, al anunciar solamente que, en el momento del fallecimiento, su presidente se encontraba rodeado por su esposa, Laurene, y sus familiares inmediatos. Jobs tenía cuatro hijos, producto de dos relaciones.

Las características y arreglos del funeral privado, que habría sido ayer, no fueron revelados y no se sabe cuándo la compañía llevará a cabo la "celebración" de la vida de Jobs.

En las oficinas centrales de Apple, en el corazón de Silicon Valley, los empleados de la compañía se reunieron con sus familias bajo un cielo cubierto para presentar sus respetos en un improvisado altar erigido cerca de las instalaciones.

"Era una persona muy reservada, pero estaba en todas partes de los productos que creaba", dijo Glenn Harada, ex empleado de Apple de 22 años.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.