Una princesa para reactivar la economía

Un nacimiento real que trae la esperanza
(0)
4 de diciembre de 2001  

TOKIO (Bloomberg).- Más que un paquete de medidas, el más reciente estímulo para la economía japonesa es una buena nueva: la princesa heredera Masako dio a luz el sábado a una saludable niña. Y no sólo trajo al mundo a una posible heredera al Trono del Crisantemo, sino también, quizás, un muy necesario impulso a la aquejada economía de su país.

Japón, después de todo, ya lleva 11 años en una grave recesión. Los atentados terroristas en el extranjero tampoco ayudaron. Pero ahora hay algo de lo cual alegrarse. Todo el que haya estado en Japón el fin de semana tiene que considerar la posibilidad de un "efecto Masako" sobre la economía.

En los próximos días la euforia podría suministrar a Japón una muy necesaria inyección de adrenalina. "Hubo un montón de malas noticias con los atentados en Estados Unidos y sus secuelas", dijo a Bloomberg News Keichi Matsumura, economista de Dai-Ichi Life Research Institute Inc. "Los consumidores recibirían con agrado una oportunidad para celebrar."

Por supuesto, el futuro de Japón parece tan sombrío como siempre. El país atraviesa su cuarta recesión en 10 años y los cientos de billones de yenes que Tokio gastó para reactivar el crecimiento no surtieron efecto. Sin embargo, el nacimiento de la princesita es una chispa de esperanza para los comerciantes, que enfrentan una desaceleración del gasto provocada por la caída de los sueldos y el creciente desempleo. En abril pasado, por ejemplo, las noticias de que la princesa Masako podría estar encinta desencadenaron un frenesí de operaciones en las compañías que fabrican artículos para bebes.

Otro elemento del "efecto Masako" podría ser psicológico. La princesa Masako no le dio a la familia real un nieto varón que heredará el trono y ha desencadenado debates sobre la posibilidad de que haya un cambio constitucional que permita a las mujeres ascender al trono. Al menos, la idea de una futura emperadora japonesa distraerá a los consumidores de los problemas económicos. Y para los minoristas esto sería una noticia especialmente buena en momentos en que se acerca la temporada de compras para las fiestas de fin de año.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.