"La vi dos veces": los reincidentes de Bohemian Rhapsody ya son un fenómeno

Silvina Ajmat
(0)
12 de febrero de 2019  • 20:49

Bohemian Rhapsody, la película que cuenta la historia de Freddie Mercury y su banda, Queen , ya lleva 14 semanas en los cines argentinos y no parece amedrentarse con ningún tanque hollywoodense. En plena temporada de premios, que culminará el próximo 24 de febrero con la entrega de los Oscar, cada semana llegan nuevos estrenos que se convierten en tema de conversación y debate. Quién ganará qué premio, y si lo merece o no, son preguntas que están a la orden del día entre los cinéfilos. Aunque está nominada a mejor película, Bohemian Rhapsody no cosechó muchas "estrellitas" entre los críticos pero logró un impensado fenómeno en el público que hace que bata récords en taquilla en el mundo: la "reincidencia". La frase "la vi dos veces" es común en el público general y se extiende a otros idiomas. "I've seen it twice", es un comentario fijo entre los usuarios que se fanatizaron con el film y lo cuentan en las redes sociales en el extranjero.

En Japón, donde ya superó los 100 millones de dólares de recaudación, según publicó recientemente The Hollywood Reporter, las cifras hablan de espectadores que la vieron hasta cuatro veces.

En la Argentina, tras un debut que alcanzó las 22000 entradas en los primeros cuatro días, número que significó casi el 50% del público total en el país, ya lleva 14 semanas en cartel y sigue en el top 10 de recaudación, por encima de otros hits que llevan meses en cartel como Aquaman, La Mula y la más reciente El Vicepresidente. En los tiempos de las plataformas de streaming, y aunque ya se puede verla en Cablevisión Flow, los reincidentes, aquellos que pagaron dos veces la entrada al cine, son muchos y de todas las generaciones. "Nunca antes había visto dos películas en el cine. Solo algunas remakes, pero exactamente la misma... no", dijo a LA NACION Paula, porteña de 56 años. "La primera vez, la vi con mi marido y volví súper emocionada porque es la música de su juventud. Después la vi con mi hija que me vio tan emocionada que quiso ir. Hace poco viajé en avión y un pasajero que se sentaba al lado la estaba viendo, de reojo me volví a enganchar. Me sigue emocionando", agregó.

Trailer de Bohemian Rhapsody

02:37
Video

Por qué dos veces

"La pregunta es por qué no verla dos veces. La música te atrapa, la gente joven que nunca vio o escuchó a Queen se siente atraída y quiere saber más de la historia y la vida de Freddie Mercury. Logra saltear generaciones. Además las actuaciones, los parecidos, son increíbles", dice Pedro Molina, de 33 años, que la vio primero con una pareja amiga, y luego con su esposa y amigos.

"Siempre me gustó Queen y cuando empezaron a circular los trailers pensé cómo no voy a ir a verla. La verdad nunca le había prestado mucha atención a la vida de Freddie Mercury en sí. No tenía mucha idea de su historia. Incluso me sorprendió ver fotos e imágenes de cómo era él antes de su bigote emblemático y su etapa más difundida", cuenta Milagro Rougès, de 31 años, y dijo que la razón que la llevó a verla nuevamente en el cine fue la música: "Mi familia quiso verla y yo me sumé sin problemas. La música es lo que más te atrapa. Estás todo el tiempo escuchando canciones conocidas y el sonido te envuelve. Es para ver en el cine", explica.

"Fui al cine y me encantó. Me pareció que la pantalla grande era óptima para ver los conciertos y la puesta en escena, es revivir todo lo que uno tiene en algún lugar de la cabeza. Te dan ganas de aplaudir como si fueras parte de la audiencia", dice María Cordera, de 35, quien se sorprendió a sí misma "reincidiendo": "Yo no soy de ver dos veces una película. Unos amigos quisieron ir y mientras en otros casos me da fiaca repetir, se me pasó rápido, la disfruté".

Conocer al ídolo

Los testimonios coinciden en la atracción que genera conocer detalles de la vida del ídolo y del germen de canciones que son parte del folklore universal. "Me encantó conocer el trasfondo de la banda, me hizo valorarla más todavía", apunta Rougès. "Yo lo viví a Freddie Mercury, conocía sus canciones", suma Lucía Terán, de 56 años. "Lo que me impactó es ver su personalidad, la energía, el carisma y su riqueza artística. Dicen que fue así realmente, que sabía de entrada lo que quería hacer y adónde quería llegar", comenta acerca de los hechos narrados en el film. "Sabía muy poco de la vida de Freddie Mercury y después de verla me quedé buscando cada vez que tenía tiempo todos los videos que hay en YouTube, me enganché con su vida y su historia", cuenta. Para Luis Cordera, músico de 27 años, "ver cómo funcionaba la banda, cómo grababan", fue lo más interesante.

El periodista Pedro D'Alessandria, especializado en Espectáculos y colaborador de El Universal de Venezuela, no sólo la vio dos veces ("y la vería una más sin problemas") sino que difiere de muchas críticas negativas y adjudica el fenómeno de la reincidencia al vínculo emocional con la música de Queen: "Para todos los que crecieron escuchando la música de Queen esta película creo que tiene un significado especial. Que va más allá de la historia de la banda. Representa disfrutar y reencontrarse con esa música y esos momentos que marcaron en nuestras vidas. A diferencia de otros críticos que piden más del lado oscuro de la vida de Freddie Mercury, yo opino que la cinta refleja el gen musical de él y un reencuentro con su música. Para mí fue genial descubrir el origen de las palmadas de 'We Will Rock You', los cánticos operáticos de 'Rapsodia Bohemia', el acercamiento a la música disco con 'Another one bites the dust'. Me hizo vibrar con ese público de Río [uno de los recitales que evoca la película es el Rock in Río 1985, del que participó Queen], y revivir el momento histórico de ese concierto simultáneo de Live Aid. Para mí es un disfrute total".

Cosplay y karaoke en japonés

Yendo más lejos en el mapa, lo más lejos posible, Japón duplica en reincidencias a los argentinos: según The Hollywood Reporter, los repitientes han ido hasta cuatro veces a ver el film. Como resultado, hasta la semana 13 de su estreno seguía ocupando un lugar en el top 5 de películas más taquilleras, se consagró como el film más visto del 2018, y una de las que más recaudación generó en los últimos 18 años. De los estrenos de IMAX en ese país, es el segundo estreno más importante de la historia después de nada más ni nada menos que Star Wars: The Force Awakens. El fanatismo nipón puso a la banda sonora en el número uno de los discos más vendidos y en el número dos al álbum Queen Jewels, un compilado de éxitos editado allí hace 14 años. La distribuidora de la película en Japón aprovechó el furor para organizar además cientos de funciones de la película en las que la audiencia puede cantar, gracias a los subtítulos en inglés, bailar y asistir vestidos como los miembros de la banda. Además, las salas de Karaoke DAM, una de las más importantes de ese país, reportaron que "Bohemian Rhapsody" fue la canción más cantada de la noche de Año Nuevo, en un ranking en el que aparecen al menos otros diez temas de la Reina.

En total, el film ya recaudó 831 millones de dólares tras una inversión de 52 millones. Pase lo que pase en la noche de los Oscar, donde pelea por llevarse la máxima distinción con pocas chances detrás de las favoritas -con Roma y Green Book encabezando la contienda-, el batacazo ya es irreversible.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.