Lo mejor de Miles Teller y Jonah Hill

Miles Teller en Whiplash de Damien Chazelle
Miles Teller en Whiplash de Damien Chazelle Fuente: Archivo
Como previa al estreno de Amigos de armas, recordamos grandes papeles de ambos actores
Milagros Amondaray
(0)
26 de agosto de 2016  • 00:59

*DOS BUENAS DE MILES TELLER:

*1. WHIPLASH, MÚSICA Y OBSESIÓN

Si bien es imposible sacarle los ojos de encima a J.K. Simmons, el trabajo que hace Miles Teller en Whiplash, música y obsesión es acaso más complejo que el de su partenaire porque se basa en las sutilezas. Independientemente de las horas de práctica con la batería y el gran resultado que se percibe en consecuencia, el actor brilla mucho más en secuencias exigidas desde lo emocional. Desde esa primera humillación de Fletcher ante la cual Andrew Neiman no puede evitar derramar una lágrima hasta el mano a mano en el bar (suerte de previa a la intensa coda), Teller muestra la progresión de su personaje a través de detalles mínimos.

Asimismo, hay una cierta cuota de arrogancia en su interpretación que se embebe mucho de Red social, replicando los vertiginosos idas y vueltas entre el niño genio y los interlocutores que no parecen comprenderlo. La escena que dejamos aquí abajo sintetiza ese deseo de Andrew por convertirse en un héroe solitario, aquel del que todos hablarán cuando sea hora de sentarse a la mesa.

*2. THE SPECTACULAR NOW

Miles Teller en The Spectacular Now
Miles Teller en The Spectacular Now Fuente: Archivo

Ante la explosión de las novelas de John Green, el mercado Young Adult convergía siempre en los mismos títulos: Bajo la misma estrella, Buscando a Alaska y Ciudades de papel. En ese contexto, la literatura coming of age parecía repetirse continuamente, sin la necesidad de revertir los clichés de turno o de animarse a cuestionarlos. Así como el siempre recordado Ned Vizzini se había salido de la norma, con The Spectacular Now el autor Tim Tharp hizo algo similar: poner en el centro a un personaje complejo, no necesariamente empático, que simplemente se muestra tal cual es.

La película de James Ponsoldt no solo es fiel a su protagonista (el Sutter Keely que personifica Teller) sino que además lo deja al desnudo cuando sus debilidades tienen un efecto evidente en los demás, ya sea en su madre o en su novia. Por otro lado, uno de los aciertos de The Spectacular Now es enfocar la adolescencia sin maquillaje, con Sutter y Aimee Finicky (una luminosa Shailene Woodley ) tan cálidos y espontáneos como vulnerables e inseguros.

*DE YAPA: EL LABERINTO

*DOS BUENAS DE JONAH HILL:

*1. EL LOBO DE WALL STREET

Jonah Hill en El lobo de Wall Street
Jonah Hill en El lobo de Wall Street Fuente: Archivo

La obra maestra de Martin Scorsese es un arrebato punk que se erige en el alto nivel de química que tiene Leonardo DiCaprio con el resto de los actores. En este aspecto, la dupla que conforma con Jonah Hill es brillante porque a) pinta de cuerpo entero cómo Jordan Belfort oscilaba entre la lealtad y la traición según sus propios intereses b) ilustra la desaforada manera en la que Belfort y su amigo Donnie Azoff hacían negocios de la noche a la mañana. Scorsese entiende que por "negocios" no solo se habla de la bolsa sino también del trato a la mujer y de cómo las negociaciones no son un medio sino un fin, una forma de vida.

Hill encuentra en El lobo de Wall Street al canal ideal para combinar su dominio del drama (dominio que ya se notaba en Moneyball, película por la cual recibió su primera nominación al Oscar como mejor actor de reparto) y de la comedia en una misma escena, como cuando Donnie advierte que si no salva su propio pellejo su perfecto mundo va a caer a la par del de Jordan.

*2. THIS IS THE END

Jonah Hill buscando un exorcismo en This Is The End
Jonah Hill buscando un exorcismo en This Is The End Fuente: Archivo

Es muy sencillo catalogar a This Is the End como un capricho de un grupo de amigos y colegas que quisieron reunirse para matar el tiempo y divertirse un rato á la Jay and Silent Bob Strike Back de Kevin Smith. Sin embargo, Seth Rogen y Evan Goldberg no son dos nombres para subestimar. En esta historia del Apocalipsis que llega y que rompe la dinámica de una fiesta de Hollywood que se gesta en la casa de James Franco hay mucho más que chistes obscenos concebidos a media máquina. This Is the End se mueve por tres vías. En primera medida, es un film metatextual con Franco, Hill, Rogen, Jay Baruchel y Craig Robinson riéndose de sus propias limitaciones como actores. En segundo lugar, es una película sobre la amistad "de a dos" y los cambios que se suscitan cuando una de las partes altera su hábitat.

Por último, This is the End precede a la perfección a The Night Before - otra comedia escrita por Rogen y Goldberg - en cómo hace hincapié en el respeto (o falta de) por distintas religiones y creencias. Hill, por su parte, se entrega a esa metatextualidad interpretándose a sí mismo como "el de Moneyball", es decir, tomándose demasiado en serio. Mención especial para el episodio "El exorcismo de Jonah Hill", un bienvenido delirio de los tantos que tiene este film.

*DE YAPA: COMANDO ESPECIAL

*AMIGOS DE ARMAS, EL ESTRENO DE LA SEMANA:

PARTICIPACIÓN. ¿Cuáles son sus películas favoritas de Miles Teller y Jonah Hill?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.