Netflix: prolijo y admirado retrato de la vida deportiva de Juan Manuel Fangio

Fangio: el hombre que domaba a las máquinas, el documental original que ya está disponible en Netflix
Fangio: el hombre que domaba a las máquinas, el documental original que ya está disponible en Netflix Crédito: Netflix
Marcelo Stiletano
(0)
20 de marzo de 2020  • 18:25

Fangio: el hombre que domaba las máquinas (Argentina/2020). Showrunners: Rodrigo H. Vila y Agustina Macri. Dirección: Francisco Macri. Guion: Rodrigo H. Vila. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: muy bueno

Fangio,el hombre que domaba las máquinas es una gran celebración documental de la vida deportiva del quíntuple campeón mundial de Fórmula 1 y por sobre todo un deportista ejemplar. El tono (clásico, prolijo, cuidado, sin estridencia alguna) elegido por sus responsables está en línea con la frase dicha por el piloto balcarceño en uno de los tramos iniciales, cuando dice que hay que aspirar todo el tiempo a ser el mejor, pero nunca creer que uno ocupa ese lugar.

Por tratarse de una producción de la que participa oficialmente la Fundación Museo del Automovilismo , la entidad que se ocupa de cuidar el legado de Fangio en su ciudad de origen, este documental cuenta con la ventaja de aprovechar un material de archivo que no suele estar al alcance de todos. Ese carácter oficial le quita de entrada cualquier posible matiz a la exploración de la personalidad de Fangio. Pero queda claro sobre todo desde las voces convocadas para hablar del protagonista que su comportamiento en las pistas y en toda su vida deportiva ha sido ejemplar.

Cualquiera que se acerque a este documental con la intención de saber quién era Fangio dentro de un auto de competición saldrá de él con la convicción de que se trató de un conductor inspirado, preciso, hábil, meticuloso, planificador y detallista al extremo, que supo sacar provecho de todas las posibilidades que ofrecía la competición automovilística de la época y a la vez minimizar sus peligros. De todas maneras, siempre queda la incógnita de saber cómo afecta a la psiquis de un piloto enfrentar en un accidente del cual él mismo se reconoce responsable la muerte de su acompañante , como le ocurrió a Fangio en una carrera entre Buenos Aires y Caracas previa a sus colosales triunfos en Europa.

El documental se apoya en amplios recursos de producción que le permitieron acceder a los lugares en los que Fangio hizo su vida deportiva (en Italia y Alemania, sobre todo) y reconstruir parte de ella desde la actualidad. También aprovecha muy bien los testimonios de algunos ex campeones de Fórmula 1 y admiradores de Fangio, en especial el escocés Jackie Stewart y el francés Alain Prost . Junto a ellos (y al muy interesante aporte de un par de veteranos mecánicos) quedan muy claros los contrastes entre el ayer y el hoy de la Fórmula 1, sobre todo en relación a los riesgos a los que se exponen los pilotos.

Hay muy buen material de archivo de las carreras de la época (algunos acompañados por un relato que parece haberse grabado en la actualidad con el estilo de los viejos relatores automovilísticos) y una adecuada selección de la palabra de Fangio, extraída de distintas entrevistas que concedió luego de su retiro. Volvemos a comprobar aquí lo didáctico y claro que siempre fue para expresarse y contar sus experiencias. No hay sorpresas en esta nueva mirada documental sobre Fangio. Su proeza en aquélla carrera inolvidable de 1957 en Nürburgring , por ejemplo, se muestra con mucho más detalle en otros lugares. Lo que sí aparece aquí es la intención, nunca explícita, de recorrer una trayectoria deportiva modélica. Basta seguir por un minuto el modo en que el auto conducido por Fangio recorre una pista de carrera para comprobarlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.