El autor y la adaptación de su obra

De la novela a una pieza teatral
(0)
28 de febrero de 2004  

"Adapté mi novela «Buen trabajo» a una miniserie para la BBC en 1989, y «Martín Chuzzlewit», de Charles Dickens, también para la BBC, en 1994, y durante los últimos años pasé más tiempo que el que habría deseado observando la escritura y reescritura de un guión cinematográfico de «Terapia» que hasta el presente no ha podido cruzar el umbral que lo conduzca a una buena realización. De modo que tengo alguna idea de los problemas que surgen al llevar un relato desde la letra impresa, donde todo sucede en la cabeza del lector, hasta un medio donde todo es representado.

"Quizás el problema principal en la adaptación de una novela para cine, televisión o teatro sea lo que debe ser omitido. Pero hay compensaciones. Los actores, especialmente en el teatro vivo, pueden dar a una historia una intimidad o intensidad con la que el relato escrito no puede competir. Uno de los placeres de adaptar es descubrir nuevos significados en el trabajo original a medida que se va transfiriendo a otro medio.

"Mientras escribo estas líneas siento que tengo fundadas esperanzas de viajar a Buenos Aires para ver qué descubrieron Gaby Izcovich y su grupo de teatro en «Terapia»."

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.