La dura historia de Julián, de El gran premio de la cocina: “Llegué a pesar 148 kilos”