La televisión también logra hacerse escuchar