50 años de 'Abbey Road': por qué hay que escuchar la edición deluxe del último clásico de los Beatles

Este nuevo lanzamiento de Abbey Road ofrece una manera fascinante de apreciar un disco clave en la historia beatle
Este nuevo lanzamiento de Abbey Road ofrece una manera fascinante de apreciar un disco clave en la historia beatle
Rob Sheffield
(0)
26 de septiembre de 2019  • 00:01

The Beatles - 'Abbey Road (Super Deluxe)'

Apple/Capitol/Ume - 5 estrellas

'Abbey Road' siempre fue un disco lleno de misterios. ¿Cómo pudo la banda más amada del mundo hacer su música más luminosa, cálida y encantadora en el medio de su proceso de separación? ¿Cómo fue que John, Paul, George y Ringo editaron su álbum más popular mientras se empezaban a dividir sus caminos? Los misterios eternos de Abbey Road se vuelven todavía más profundos a medida que uno explora esta reveladora edición Super Deluxe con motivo del 50° aniversario. Al igual que las reediciones de Sgt. Pepper y el Álbum Blanco, este lanzamiento va a cambiar la manera en la que los fans escuchan y discuten sobre estas canciones.

Abbey Road es la cima histórica de la canción pop. Y sigue siendo su disco más vendido. Pero también representa una despedida agridulce. Los cuatro sabían que era el final. Estas eran sus canciones de amor a los Beatles.

Giles Martin y Sam Okell realizaron nuevas mezclas en sonido estéreo 5.1 surround, con resultados por momentos maravillosos, como en el duelo de tres guitarras de "The End", en el que Paul, George y John intercambian solos en vivo. Las reediciones de Sgt. Pepper y el Álbum Blanco estaban llenas de outtakes espectaculares, experimentos y jams. Esta vez, ese no es el caso. En cambio, en los 23 outtakes y demos, podés escuchar a una banda encendida, luciéndose ante el mundo y, más importante aún, ante ellos mismos.

Hay una versión alternativa fantástica de "I Want You (She's So Heavy)", en la que los muchachos son interrumpidos por las quejas de los vecinos por ruidos molestos. John acepta bajar el volumen, si lo dejan hacer una última toma. Entonces le dice al resto: "¡Última chance de sonar fuerte!".

Abbey Road tiene una calidez que no está en ninguna otra parte de su catálogo, motivo por el cual su popularidad nunca merma. También es un favorito de los fans de Ringo, ya que la grabación en ocho canales permite que los toms del baterista finalmente exploten como él siempre quiso. Paul brilla en el demo de "Goodbye", una cancioncita seductora y coqueta que le regaló a su protegida Mary Hopkin. Una delicia inesperada es la orquestación de George Martin para "Something", que revela detalles como el pizzicato tipo Brian Wilson.

El highlight es "Because", una balada armónica de John para las tres voces del grupo. Se paran juntos alrededor del micrófono y la cantan en vivo, como en los viejos tiempos. Es un momento en el que uno más uno más uno es tres. Ese espíritu colaborativo sobrevuela todo Abbey Road.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.