Cacho Castaña: familiares, amigos y el presidente Mauricio Macri asistieron al velatorio

Pins de Cacho Castaña en la cartera de una seguidora del cantante; las fans aguardan la apertura del velatorio; más temprano, por otra puerta ingresaron las figuras del espectáculo
Pins de Cacho Castaña en la cartera de una seguidora del cantante; las fans aguardan la apertura del velatorio; más temprano, por otra puerta ingresaron las figuras del espectáculo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Mauro Apicella
(0)
15 de octubre de 2019  • 22:39

Una camioneta negra fuertemente custodiada que traslada al presidente de la Nación Mauricio Macri ingresa por una puerta secundaria de la Legislatura porteña para el último adiós a Cacho Castaña.

Guillermina, una fan de la primera hora, se acercó a despedir a Cacho Castaña
Guillermina, una fan de la primera hora, se acercó a despedir a Cacho Castaña Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

"Afuera es noche y llueve tanto", dice un viejo tango. Guillermina espera desde la cuatro de la tarde y seguirá esperando hasta las diez de la noche, cuando se abran las puertas de la Legislatura para despedir a Cacho Castaña, que murió el martes por la mañana, a los 77 años. "Y sí, como no voy a esperar. Es lo mínimo que se puede hacer por una persona de la que uno es fan desde hace tantos años. Es ídolo popular, como Sandro", dice.

Guilermina comenzó a escuchar a Castaña por los discos de su abuela. Ella fue la que le transmitió esa pasión. Cuando ya era adolescente lo iba a escuchar al teatro Don Bosco, de su ciudad, Bahía Blanca. De grande, lo veía en los teatros porteños. El show que mejor recuerda es uno de los más recientes, cuando cantó en el Teatro Colón con muchos invitados. El velatorio íntimo, para familia y amigos es de 20 a 22; luego, hasta la medianoche, se abrirán las puertas a los fans.

Su expareja e histórica amiga, Mónica Gonzaga
Su expareja e histórica amiga, Mónica Gonzaga Crédito: Gerardo Viercovich

Mónica Gonzaga, una expareja del cantor, fue la primera en llegar, minutos después del ingreso de una corona enviada por la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI). Tras los pasos de Mónica llegaron Gladys Fiorimonte, que habló de su amistad de muchos años con Cacho y lo definió como un hombre generoso, y "Coco" Basile, quien en pocos minutos, frente a los periodistas, hizo un gran flashback sobre su propia historia para recordarlo. "Estoy hecho bolsa. La última vez que nos vimos fue hace quince días. Lo conozco desde los 17 años, cuando yo jugaba en Racing. Los dos recién arrancábamos. Parábamos en la pizzería de Horacio. ¿Qué nos dejó? Un legado de vida. Fue el típico porteño".

Alfio "Coco" Basile, otro de los Buenos Muchachos
Alfio "Coco" Basile, otro de los Buenos Muchachos Crédito: Gerardo Viercovich

Más tarde, "El Negro" González Oro recordó que Cacho era el padrino de su programa de radio y contó que el lunes habló con Susana Giménez: "Susana viajó [a Uruguay], y lo que me dijo fue: no necesito verlo para recordarlo". Coco Sily dijo que lo visitó y conversó con él mucho durante el último tiempo. "Amaba profundamente la vida. Lo sostuve todo lo que pude". También aclaró: "Por haber estado con una sedación Cacho no sufrió. Es bueno que eso la gente lo sepa." Y Claudio Mendoza dijo que el cantor le enseñó muchas cosas: "Muy buena gente. Era un tipo que a veces me sorprendía con un llamado. Dejó mucho a la cultura y, a mí, personalmente, charlas muy buenas". Varios se refirieron a su amistad con él. Mas de cuatro décadas duró la de Guillermo Coppola con Castaña. Aunque ante la pregunta en torno a las circunstancias como se conocieron, Coppola respondió: "Eso no te lo puedo contar", y con eso, poso una sonrisa en las caras de los periodistas, entre el frío y lluvia.

Coco Sily y Oscar González Oro
Coco Sily y Oscar González Oro Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

También se acercaron al velatorio el doctor Alfredo Cahe (médico personal de Cacho, entre muchos otros famosos), Tití Fernández, El Tula, el actor Pablo Alarcón y los cantantes Lucía Galán, Néstor Fabián, Raúl Lavié y Valeria Lynch, entre otros. La mayoría de las figuras del espectáculo elogió a Marina Rosenthal, la ultima esposa del autor de "Café La Humedad" y "Garganta con Arena", que acompañó al ídolo hasta el final. Cerca de las 21, llegó la corona que había enviado Diego Maradona.

La corona que envió Diego Maradona
La corona que envió Diego Maradona Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

"Capo, acá velan a Cacho Castaña , no?", preguntaban dos cartoneros que hacían el acopio diario de papel para esperar al camión que lo transportara. Y sí, un ídolo popular. Si Cacho no lo hubiera sido, los muchachos habrían preguntado, simplemente, qué hacían todas esas cámaras y periodistas allí.

Carlos Pascual Tula en el velatorio de Cacho Castaña
Carlos Pascual Tula en el velatorio de Cacho Castaña Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

El doctor Alfredo Cahe, médico personal de Cacho Castaña
El doctor Alfredo Cahe, médico personal de Cacho Castaña Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Pablo Alarcón y Lucia Galán
Pablo Alarcón y Lucia Galán Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Raul Lavié y su pareja llegan al sepelio de Cacho Castaña
Raul Lavié y su pareja llegan al sepelio de Cacho Castaña Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

El cantante Néstor Fabián
El cantante Néstor Fabián Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Titi Fernández y su pareja
Titi Fernández y su pareja Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Héctor "Bambino" Veira y Guillermo Coppola
Héctor "Bambino" Veira y Guillermo Coppola Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.