Joyce Di Donato, la mezzosoprano que le canta a la paz en un mundo en guerra

La cantante norteamericana se presenta esta noche y pasado mañana en el Teatro Colón, en el cierre de la temporada del Mozarteum
La cantante norteamericana se presenta esta noche y pasado mañana en el Teatro Colón, en el cierre de la temporada del Mozarteum Crédito: gentileza Simon Pauly
Helena Brillembourg
(0)
28 de octubre de 2019  

Cuando dentro de dos semanas, en la ciudad de Washington, se baje de manera definitiva el telón de En guerra y paz: armonía a través de la música, un espectáculo que también es un trabajo discográfico, habrá sido visto por 2,3 millones de espectadores en 44 ciudades de 23 países. Esta presentación (que recibió el premio al recital de 2017 de Gramophone) busca ir más allá de lo que significa un concierto convencional y su título sugiere un viaje poderoso a través del caos que acompaña a la guerra y la búsqueda incansable por encontrar la paz. Tuvo su génesis en un evento terrible que sacudió a su protagonista, la mezzosoprano norteamericana Joyce DiDonato. Con sus dos presentaciones en el Teatro Colón, hoy y pasado mañana -tras suspender sus presentaciones en Chile debido a la crisis en el país vecino- se despide de una gira que comenzó en 2016, y se cierra también esta temporada de Mozarteum.

"En noviembre de 2015, sentada a mi piano preparando una grabación de arias bastante oscuras que había descubierto, recibí la noticia de los ataques terroristas en París. Quedé muy impactada y, ante la impotencia de lo que estaba pasando, pensé que podría utilizar mi voz para hacer algo más que una grabación o un concierto: llevar un mensaje sobre las cosas que los ciudadanos del mundo estamos sintiendo y con las que tenemos que lidiar todo el tiempo. Así surgió este proyecto que busca desnudar los conflictos de la guerra y mostrarnos que es posible caminar hacia la luz", explica la cantante.

Es la cuarta visita de DiDonato a la Argentina (vino por primera vez en 2012), quien se ha convertido en una figura habitual entre los invitados de Mozarteum. Tiene también una larga historia de colaboración con Il Pomo D'Oro, orquesta especialista en el barroco que la acompaña en este proyecto. Precisamente, con su director, el ruso Maxim Emelyanychev, viene de compartir cartel en la última producción de Agrippina en la Royal Opera House de Londres.

El coreógrafo y bailarín argentino Manuel Palazzo, formado en el Colón y ahora dedicado al mundo de la danza contemporánea, será su compañero en el escenario. Este espectáculo, dividido en dos partes, Guerra y Paz, promete desde su comienzo una intensa experiencia performática, según lo explica la mezzosoprano. "Cuando la gente llega al teatro la performance de alguna manera ya comenzó, porque se llega en un estado de oscuridad que se traduce en el caos -relata DiDonato sobre lo que puede esperar el público que concurra a las dos funciones programadas-. Empezamos de manera muy fuerte con la explosión que representa el aria de Handel "Escenas de horror, escenas de aflicción", del oratorio Jefté. Esta primera mitad continúa narrando el espanto a través de arias de Leonardo Leo, Emilio De'Cavalieri, Henry Purcell y Carlo Gesualdo, para terminar con la famosa "Lascia ch´io pianga" también de Handel, una canción dolorosamente hermosa que expresa la necesidad de encontrar un camino a la libertad a través de las lágrimas y el desahogo. Luego de este recorrido por música escrita hace más de cuatro siglos y que habla de la fuerza destructiva que significa la división que lleva a la pérdida de vidas, nuestro espíritu va preparándose para adentrarse en el viaje interior en búsqueda de la tranquilidad, que viviremos en la segunda parte cuando le cantemos a la paz", expresa la mezzo, de 50 años.

Con este espectáculo, DiDonato y la orquesta Il Pomo D'Oro han recorrido el mundo, y en cada país que han visitado encuentran distintas historias de guerras y conflictos con sus propias experiencias dolorosas y traumáticas.

Quiso la casualidad que aquí se presentarán justo al día siguiente de la elección presidencial y esto, según afirma DiDonato, se constituye en una oportunidad maravillosa. "Resulta invalorable poder darse cuenta de que a través de la música somos todos capaces de conmovernos por igual, sin importar las muchas razones que puedan diferenciarnos a unos de otros. En cada una de las ciudades a las que he llevado este concierto me he dado cuenta de que las audiencias buscan deseperadamente este tipo de mensajes, el de la paz. Estoy muy feliz de llegar con este concierto a la Argentina en un momento intenso y decisivo -explica-. En este Teatro Colón, que es tan grande, estarán sentadas personas con inquietudes e ideologías diversas, pero en cada una existe algo muy esencial que es la búsqueda de la seguridad, calma y armonía dentro de ellos mismos y en quienes los rodean. Pensar que es posible que todos puedan conmoverse por igual es algo que me emociona hasta las lágrimas. Mi invitación es a que piensen cómo sería la mejor manera de transmitir al exterior ese gozo y esa serenidad que sienten al final del concierto. Es el mensaje que quiero dejar."

La orquesta Il Pomo D´Oro, especialista en el barroco, acompaña a DiDonato en el espectáculo, del que también forma parte el coreógrafo y bailarín argentino Manuel Palazzo
La orquesta Il Pomo D´Oro, especialista en el barroco, acompaña a DiDonato en el espectáculo, del que también forma parte el coreógrafo y bailarín argentino Manuel Palazzo Crédito: gentileza Mozarteum

De manera deliberada, DiDonato decidió que este proyecto, que comenzó hace ya tres años justo después de otras elecciones -las presidenciales de 2016 en los Estados Unidos en las que se impuso Donald Trump-, se presente por última vez en Washington, en lo que será el cierre de la gira. "Como norteamericana, el único lugar en el que para mí resultaba pertinente bajar la cortina del espectáculo era en la capital del poder político. No queda duda alguna que lo que pasa en esta ciudad tiene repercusión alrededor del mundo y yo creo que en cada paso que damos, sea individual o colectivo, tenemos la opción de lograr soluciones pacíficas al conflicto que sea. Yo no soy política, soy cantante, y la manera más efectiva que encontré para dirigirme a los poderosos es a través de mi arte. Usando mi voz puedo decirles: sintamos juntos lo que significa la paz. ¿Podemos tener más paz, por favor?".

Ganadora del premio Opus Klassik 2019 como mejor cantante femenina, DiDonato tiene una agenda llena de compromisos, que la llevarán en lo que resta del año al Met de Nueva York y a los principales escenarios europeos. Promete seguir involucrada en la ópera y en hacer conciertos solo por el placer de la música, pero ya se encuentra pensando como continuar la manera de expresarse que encontró con En guerra y paz: armonía a través de la música.

"Mi corazón y mi cabeza ya no descansan tratando de imaginar que vendrá después -confiesa-. Si tengo la oportunidad de involucrarme en un proyecto de alcance global que nos conecte a todos estoy segura de que no lo dudaré ni un instante. Tengo el presentimiento que estará centrado en volver a la naturaleza, no solo por el tema del cambio climático, sino que sirva de recordatorio sobre lo frágil que es la Tierra y la importancia de conectarse en armonía con la naturaleza. Es un tema que también me llega muy profundo y que considero imperativo"

En guerra y paz: armonía a través de la música. Con Joyce DiDonato, mezzosoprano; Manuel Palazzo, coreógrafo y bailarín y Orquesta Il Pomo D'Oro, dirigida por Maxim Emelyanychev (clavecinista). Hoy y pasado mañana, a las 20, en el Teatro Colón. Entradas, desde 400 pesos.

.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.