Rosario Ortega: "No pongo las manos en el fuego por ningún hombre"

Rosario Ortega, cantante en la banda de Charly García, habló con LA NACION de feminismo, de su búsqueda artística y de sus heroínas musicales
Rosario Ortega, cantante en la banda de Charly García, habló con LA NACION de feminismo, de su búsqueda artística y de sus heroínas musicales Fuente: Archivo
Gabriel Plaza
(0)
7 de septiembre de 2019  • 00:22

Es la hora de la merienda. Rosario Ortega que pertenece a una de las familias más conocidas del mundo del espectáculo desde los años sesenta, se camufla entre el anonimato que le dan esos habitués apiñados en un café de Palermo. La menor de los Ortega tiene un perfil bajo parecido al de su madre, Evangelina Salazar , que le permite transitar por la vida con una actitud de equilibrista. Navega sin prejuicios por diferentes ambientes. Desde que debutó con la banda Entre Ríos en 2008 y grabó su primer disco solista Viento y sombra (2012), desarrolla un camino con una afinidad por la escena indie; a la vez, parece curtida por la exposición mediática y popular de tener un padre como Palito Ortega y formar parte de la banda de Charly García , desde 2011.

"Yo vivo un poco así", dice y esboza una sonrisa cómplice. Rosario puede cantar en el disco Varias Artistas, de Lucas Martí, participar del álbum Mujeres que mueven montañas. Vol 1 de Pepita Sandwich y grabar con Charly, que es la biblia del rock nacional, en el álbum Random . "Son todas cosas muy diferentes y me gustan. Creo que lo que importa es que siempre está mi voz", cuenta la artista que en unos meses lanzará su segundo álbum solista por Sony Music.

Pasaron casi seis años desde su auspicioso debut solista con "Viento y sombra" , producido por Jesse Harris (autor de las canciones del primer disco de Norah Jones) y nominado al Grammy en el rubro mejor nuevo artista. Fue un proceso largo. En el medio la artista compuso la música para dos películas y participó del disco de Meteoros, la agrupación donde reemplazó a Julieta Venegas y que compartió con Cachorro López, Ale Sergi y Didi Gutman. "Hice muchas cosas este tiempo, pero supongo que en realidad no estaba encontrando mis canciones, las que quería salir a defender y tocar. Fue como una búsqueda. Ahora con el tiempo me doy cuenta que son procesos en los que nadie te puede apurar. Al final de cuenta, las cosas salen cuando una esta preparada", reflexiona.

A los 33 años, esta escorpiana protegida por el caparazón de una personalidad neutra, irradia intensidad. Está armando banda nueva y activando su labor solista. El lunes participará del ciclo Cantoras a ciegas , la experiencia sensorial de Teatro Ciego (Borges 1974, CABA), donde presentará a su amiga Ruzzi, una de las promesas de la escena indie mexicana. "Será una experiencia muy interesante esto de cantar en total oscuridad. Ruzzi, es una artista imperdible. Para mí es una suerte de heroína de todos los instrumentos y la voz. Nos conocimos en México, a instancias de su amigo el productor Netto García. Tocar con ella será un flash", se entusiasma.

Rosario Ortega - Espuma. Fuente: Youtube

04:31
Video

"Rocha", como le dicen los amigos, está buscando una bajista mujer y planteándose otra etapa artística, bajo la guía del productor Matías Cella y músicos amigos como Salvador Colombo de Bándalos Chinos. Hace casi un año lanzó la canción "Espuma", un adelanto de su nuevo proyecto. La delicada pieza audiovisual dirigida por Laura Manson funciona como ventana a ese mundo estético de sensibilidad pop que está construyendo Rosario, atravesado por el nuevo signo de los tiempos del feminismo.

"Fueron años muy movilizantes para la mujer", asegura la cantante. "La temática del video refleja esta época donde hay una vibra de hermandad y sororidad. Es casi imposible para una artista no tocar el tema del feminismo, es algo que está en el aire y lo sentís en carne propia. Desde que salió mi primer disco a este momento, me cambió mucho la cabeza".

-Después de las denuncias de abuso a varios grupos y la sentencia reciente a Cristian Aldana, ¿percibís que hubo un clic en el circuito musical del que formás parte?

-En principio todas nos empezamos a cuestionar relaciones. Normalizamos un montón de cosas todo este tiempo y esto hizo darnos cuenta que muchas relaciones no eran sanas . Ayudó a eso. No digo que todas las denuncias sean verdad, o por ahí otras no llegan a nada, pero no hay que desconfiar nunca de la mujer. Hay que investigar y no minimizar nada. Tampoco juzgar a la mujer porque hace una denuncia después que pasó el tiempo. Ya sabemos que las mujeres hablan cuando pueden hablar. El lugar del hombre es difícil porque tiene que dar su apoyo pero hasta ahí, sin querer tomar protagonismo. Es difícil, pero es lo que es.

-Vos tenes cuatro hermanos varones: Martín, Sebastián, Emanuel y Luis... ¿Hablaste de estos temas con ellos?

-Creo que no hay que hablarlo. Cada uno hará mea culpa. Creo que hay muy pocos hombres que no tengan algo para pensar sobre la manera en que trataron a una mujer o cómo se impusieron frente a ellas. Yo no pongo las manos en el fuego por ningún hombre, sinceramente, y tampoco es que confío ciegamente en cualquier mujer, pero si supiese cualquier cosa de alguien que es mi amigo o mi hermano, obviamente no haría ojos ciegos a eso. En principio le creería a la mujer y después vería qué onda.

-¿Se transformó tu vida artística, también a partir de todo lo que se generó con el movimiento feminista?

-Ni hablar. La mujer está en otro lugar y ya no estamos pidiendo por favor que nos miren. Yo estoy mejor plantada porque soy mas grande y sé como afrontar ciertas situaciones que no son muy copadas. A los 30 como que empezás a estar más cómoda en tus zapatos y te enroscas menos. Cuando empecé a cantar y por todo lo que había a mi alrededor me enroscaba más. Ahora veo las cosas más claras y no me hago problema.

-¿Estás más plantada en el medio musical?

-Creo que sí. Al principio, cuando estaba con Charly estaba toda esa cosa de "está cantando porque le debía un favor al padre". Cada uno puede pensar lo que quiera, pero estoy cantando hace más de seis años con Charly. Ahora esa misma gente se me acerca y me pide perdón porque me bardeaba. Obviamente yo también crecí un montón. Sentía esa presión y esa culpa. Estaba más atrás y escondida. No tenía la seguridad de hoy, que siento esas canciones como propias. Me gané un lugar ahí.

Rosario Ortega está segura que, tras más de 6 años cantando junto a Charly García, se ganó un lugar dentro de la banda
Rosario Ortega está segura que, tras más de 6 años cantando junto a Charly García, se ganó un lugar dentro de la banda Fuente: Archivo

-¿Ya sabés cuál es el próximo show de Charly?

-No sé la fecha y tampoco me dejarían decirlo [se ríe]. Pero supongo que será pronto.

-¿Esta cosa de haber tenido muchas experiencias musicales te convirtió en una suerte de comodín musical?

-Si, estoy contenta con eso y honrada. Mi proyecto paralelo/trabajo es Charly, pero ahora le quiero dar más lugar a lo mío y sacar toda mi música mucho más seguido. Hoy en día podés soltar canciones y no esperar años hasta que hacés un disco. Me gusta participar en otros proyectos, pero ya estoy con ganas de sacar lo mío al frente, que la próxima que esté con una banda sea porque la formé yo y no estar como una invitada.

Rosario Ortega - El Pozo. Fuente: Youtube

02:51
Video

-El nuevo álbum, que sale en uno meses, es otro paso en esa dirección ¿Qué búsqueda musical tiene?

-Es un disco con más colaboraciones y colores. De ese ida y vuelta con otras personas creo que le pude sacar otro jugo a las canciones. Estoy influenciada por música muy diferente y nunca me casé con un estilo. Siempre de chica escuché mucho hip hop pero mi primer disco salió más folk. Este disco es mucho más soul y con una gran variedad de sonidos. En mí viven muchos estilos.

-¿Quiénes son tus heroínas musicales?

-Mis heroínas son Erykah Badu, Billie Holliday, Aretha Franklin, Elis Regina, Rita Lee y símbolos como Patti Smith y Yoko Ono. Me gustan ellas porque son mujeres que pueden transgredir, no están atadas a nada y se mantienen con el paso del tiempo.

-A los 33 años, ¿la popularidad de tu papá la tenés normalizada?

-Palito es mi viejo pero cada tanto me pongo en la piel de otro y pienso que es muy groso que haya marcado tantas vidas. Hoy todo es más una gran playlist, son pocos los que logran algo tan profundo. Todavía cuando vamos a comer la gente no me deja estar tranquila con él porque quieren sacarse una foto.

-¿Crecer en ese entorno familiar marcó tu camino o vos sacaste tu propia personalidad?

-A los 6 de años descubrí que era afinada y me empecé a divertir de esa manera grabando cosas caseras. Todo se dio naturalmente. Creo que si me hubiese revelado hubiera hecho otra cosa, pero no me sentí forzada a ser artista, fue un interés genuino que tuve con la música. Claramente una está estimulada o influenciada por donde crece y supongo que tenía aptitudes. En algún momento pensé en estudiar psicología, pero la verdad me gustaba la música. En mi familia nunca me impusieron nada ni a mí, ni a mis sobrinos, ni a mis hermanos. Cada uno terminó siendo lo que quería ser.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.