clásica. No se admiten tenores: coherencia musical, dominio escénico y soltura teatral