Obra reveladora

(0)
30 de agosto de 2000  

Este nuevo trabajo de Suma Paz la vuelve a inscribir como una cantora fundamental. "Canto de nadie", editado por EPSA, rastrea en las huellas perdidas de milongas y zambas exquisitas que son reveladores manifiestos existenciales. A lo largo de diecisiete canciones aparecen autores como Alfredo Zitarrosa, Atahualpa Yupanqui, Omar Moreno Palacios, Osiris Rodríguez Castillo, Chacho Muller, Rolando Valladares y un soneto de Suma Paz, en el que se respira ese aire de otro tiempo.

Cada canción tiene, además del título que pusieron sus autores, un subrayado de la propia Suma Paz. Así, el tema "Monte callado" pasa a titularse "Reflexión paisana ante la muerte", y "Guitarra dímelo tú" se convierte en "La confidente del gran desencanto", por ejemplo. En esas canciones se puede descifrar en ritmo de milonga, de huella o de zamba el pensamiento de una mujer que representa un estilo de cantora nacional prácticamente perdido. Su voz decidora permite ese vínculo genuino con la tierra. La austeridad extrema de su canto, marcado por el sutil rasgueo o punteo de la guitarra, pone la palabra en primer plano (lástima que no aparezcan las letras en el librito interno del disco). Suma Paz vuelve a desandar los caminos de la canción criolla, orgullosa de pertenecer a esa raza de intérpretes que nacieron para perdurar en lo anónimo.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.