Federico Luppi está estable, pero permanece internado en la Fundación Favaloro