#MetGala: los pre y after party, y todos los looks que marcaron tendencia

Todo lo que tenés que saber de la gran fiesta de la moda neoyorquina
Fernanda Guerrero
(0)
5 de mayo de 2015  • 12:36

Aunque toda la atención de la prensa internacional se concentró en la tradicional gala benéfica del MET, que se realizó el lunes, los festejos comenzaron el fin de semana pasado en una pre-gala organizada por la revista Vogue, "un pijama party" en uno de los más reconocidos restaurantes del barrio chino neoyorquino.

Este año el tema de la exhibición anual es "China: Through the Looking glass" ("China a través del espejo") realizada por Anna Wintour y renombrados colaboradores en el Costume Center del Museo Metropolitano de Nueva York que podrá ser visitada desde el jueves hasta mediamos de agosto.

La nueva regla de esta gala es la prohibición de los celulares dentro de la celebración. Como invitado no se pudo colgar ningún contenido en redes sociales, ni desde la alfombra roja, en función de que no se filtren bochornosos videos y fotos en la web.

Sin duda alguna es uno de los eventos más importantes para la socialté de Nueva York y desde hace varios años se fue democratizando y forma parte de la agenda de las chicas it, trendsetters y artistas de momento. Fueron 350 invitados que darán que hablar por sus extravagantes o inexistentes looks para la ocasión, durante meses.

El dresscode establecido fue "Chinese white tie". Nadie sabía qué significaba, así que lo que se vio, fueron las interpretaciones que marcas y diseñadores hicieron inspirados en la cultura milenaria china.

Las flores fueron la tendencia en esta fiesta: Anna Wintour abrió la alfombra roja luciendo un vestido realizado íntegramente con flores, en distintos naranjas bordadas y aplicadas, en un fondo blanco de organza, que forma parte de la colección Couture de Chanel y fue modificado especialmente para ella, ya que el modelo original tenia un largo a media pierna en linea A, aunque no modificó las hombreras que se percibían como tupidos arreglos florales. En cambio su hija Bee Shaffer, optó por un Alexander McQueen bordó, escote en V que marcaba su figura, además tenía sobrias flores de cerezo bordadas siendo la combinación perfecta entre dramatismo y elegancia.

La siempre admirada Grace Coddington, pieza fundamental en la moda desde los años 70, eligió la comodidad sobre todas las cosas y optó un par de pijamas azules de raso de seda. Un total look de Michael Kors en color azul y estampado oriental. La mítica Grace, una vez más demuestra que con pocos elementos se puede hacer de un estilo algo excepcional, y a estar atentas... Si lo eligió por algo será.

El gran ausente y con aviso fue Karl Lagerfeld ya que el desfile Crucero 2016 de Chanel se realizó en simultáneo.

La que eligió a Galliano (para Margiela) fue Amal Clooney. Ya incorporado del todo al circuito de la moda de la mano de Anna Wintour, realizó una pieza exclusiva de organza pintada artesanalmente y un maravilloso corsé con apliques en tonos rojos. Fue bastante criticado por estar mas cerca de lo español que de lo chino, pero ¿qué vestido no le sienta bien a la señora de Clooney?

Otra que no sabía bien a que país festejaba fue Sienna Miller y su esmoquin by Thakoon, completamente bordado en canutillos rojos con una faja y accesorios negros, mas apto para la feria de Sevilla que para esta ocasión.

Emma Roberts fue una gran embajadora para Ralph Lauren. Vistió un delicado vestido de seda verde esmeralda, con un hombro descubierto y complementó su estilismo con un clutch que realizó la firma especialmente para el evento en color negro con dragones bordados. Para su cabello eligió un simple recogido con palitos de color rosa. Detalles que hacen a un look simple y refinado.

Katie Holmes y Zac Posen pasearon por Nueva York antes de llegar a la alfombra roja y se fotografiaron a modo documental llenando sus redes sociales ante la prohibición del uso de teléfonos por parte de Wintour. Katie cambió su look y se animó al corte Bob con flequillo (emulando historietas manga aunque sean japonesas) el vestido negro, en línea A bordado en cristales Swarovski formando un colchón de flores en la parte inferior de la falda.

Poppy Delevingne no quedó fuera de la tendencia floral y eligió un modelo de Marchesa rojo y negro, ceñido en la cintura de la cual se desprendía una gran falda , también tenía apliques florales desde su cuello hasta un profundo escote, vestido el cual acompañó con un clutch dorado. Su hermana, más rebelde, volvió a repetir los pantalones chupín y top by Stella McCartney que esta vez combinó con hermosos tatuajes con alusiones a la cultura china.

Jennifer Lawrence, siempre by Dior, no fue de las más llamativas ya que el look tiene muchas reminiscencias con la muestra, pero ese combo entre el cuello bordado en piedras (que parece salidos de una película de ciencia ficción) y un floreado abstracto, más negro funcionó.

Georgia May Jagger una de las favoritas, apostó fuerte a lo seguro. Un vestido estilo kimono íntegramente bordado en diferentes colores, flores dragones y motivos orientales, en un fondo de color lila pastel realizado por Gucci. Un vestido "robe" muy sexy con gran escote y tajo. Lo acompañó con sandalias tipo gladiadoras y un peinado retro adornado por un bouquet de flores verdes. ¡Realmente un look exquisito!

Los tocados no pasaron desapercibidos, además de las chicas by Dolce & Gabbana completamente doradas, Sarah Jessica Parker dió cátedra con el diseño de Philip Tracy que hacía ver su cabeza en llamas, siendo el complemento más que adecuado para su vestido realizado por ella y H&M que consistía en un vestido negro con un hombro descubierto con detalles aplicados en los mismos materiales y colores que el tocado. Un look digno de un show de red carpet.

La chica de Girls Allison Williams se llevó la alfombra roja literalmente puesta, gracias a un diseño de Giambattista Valli. Completamente rojo, con una prominente falda en tul, mangas japonesas, muy minimalista, y nada arriesgado.

El angel de Victoria´s Secret Rosie Huntington-Whiteley es sensual por naturaleza. No obstante, y por muy espectacular y lindo que sea el diseño que lució firmado por Versace no tenía nada que ver con China. Un vestido color nude con un diseño basado en cortes geométricos, dejaba bastante descubierta a la modelo, haciendo que no podamos quitar los ojos de encima del mismo.

Como representante de las trendsetters Alexa Chung sorprendió con su elegante vestido realizado por la firma londinense Erdem, strapless de seda morada bordada, como una orquídea, que sumado a sus zapatos de color turquesa, formaron un dúo increíble.

La reina de oro fue Kate Hudson, en un total look by Michael Koors. Sin duda alguna brilló en esta red carpet. Su perfecto calce, la delicada cola de sirena, el tocado de flores doradas y su clutch combinado con blanco fueron la receta del éxito y un claro ejemplo de cuadro menos es muchísimo más.

Suponíamos que la encargada de cerrar la alfombra roja era Rihanna cuando llegó con un suntuoso vestido / capa con pieles y bordados en tono amarillo mostaza, realizado por el modisto chino Guo Pei. Impactante y decidida a robarse toda la atención. Pero tuvo que compartir el trono con Beyoncé, que hizo su entrada cuando todo parecía terminar con diseño exclusivo de Givenchy , realizado con piedras incrustadas que tapaban parte de su cuerpo dando la sensación que se encontraba desnuda.

El after- party fue en el "Boom Boom Room" del Hotel Standard y esta vez estuvo patrocinada por Yahoo!, pero la que concentró a las celebrities más exclusivas fue la fiesta de Lady Gaga.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?