Murió Claudine Auger, una de las más recordadas chicas Bond

Claudine Auger, la primera Chica Bond francesa, murió a los 78 años
Claudine Auger, la primera Chica Bond francesa, murió a los 78 años
(0)
20 de diciembre de 2019  • 09:56

La actriz francesa Claudine Auger, conocida por haber sido una de las bellas mujeres que acompañaron a Sean Connery en la película de James Bond Operación Trueno (1965), murió a los 78 años.

Su muerte se produjo el último miércoles en París, luego de haber transitado una larga enfermedad, informaron sus agentes de prensa. Dueña de una belleza clásica y de una figura que despertaba suspiros, Auger comenzó su carrera como modelo y ya en 1958, 7 años antes de saltar a la fama desde la pantalla grande, representó a su país en el concurso de Miss Mundo y se quedó con el puesto de primera finalista.

Junto a Ursula Andress, Virna Lisi y Marisa Mell, en Le dolci signore, de 1968
Junto a Ursula Andress, Virna Lisi y Marisa Mell, en Le dolci signore, de 1968

Ese mismo año hizo una pequeña aparición como extra en Christine, el drama romántico protagonizado por Alain Delon y Romy Schneider. Su primer rol importante en cine, Isabelle de Saint-Mars, llegaría recién en 1962, en la coproducción franco-italiana Le masque de fer.

Después llegaría Dominique "Dominó" Derval, el papel por el que millones de personas en el planeta posaron sus ojos en ella y por los que su nombre comenzó a sonar fuerte. No era para menos: ella fue la primera coprotagonista francesa del personaje de James Bond.

Para ese codiciado papel había competido con otras siete actrices, pero ella se destacó no solo por su belleza sino también por una particular habilidad: era una gran nadadora. De hecho, fue ella misma quien filmó las escenas bajo el agua de la película del agente secreto, incluida una escena romántica con Connery en el mar, en la que su personaje pierde graciosamente la parte de arriba de su bikini.

Chica Bond: en una escena de Operación Trueno, junto a Sean Connery
Chica Bond: en una escena de Operación Trueno, junto a Sean Connery

A partir de ese momento, su carrera despegó para siempre. Tanto que, desde ese momento, filmó más de tres decenas de películas entre las que destacan Un verano para matar (1972), Cuando los maridos se iban a la guerra (1976), Viaje con Anita (1979), Una mariposa sobre el hombro (1979) y Pánico en el casino (1981). Su última aparición en la pantalla grande fue en 1995, cuando personificó a Isabelle en Los hombres siempre mienten.

Entre 1959 y 1969 estuvo casada con el guionista y director francés Pierre Gaspard-Huit, y tiempo después volvió a contraer matrimonio con el empresario polaco Peter Brent; con él tuvo en 1991, a los 49 años, a su primera y única hija, Jessica Claudine Brent.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.