Qué comen y cómo ejercitan las reinas y princesas del mundo para estar saludables

Destacados expertos nos descubren los mejores tratamientos, trucos y cuidados de las mujeres más influyentes de la realeza
Destacados expertos nos descubren los mejores tratamientos, trucos y cuidados de las mujeres más influyentes de la realeza Fuente: HOLA - Crédito: Cover
(0)
25 de enero de 2019  • 17:35

Las reinas y las princesas de Europa son referentes para millones de personas en el mundo y a eso se debe parte de su incentivo para mantenerse saludables. Por un lado, su imagen personal, "recorriendo" el mundo a diario –como si desfilaran por la pasarela–; por otro, su reconocimiento como "embajadoras" de un estilo de vida saludable. De una manera más o menos cercana, todas están involucradas en programas mundiales de salud y alimentación. En esta nota las llevamos a examen para descubrir sus tratamientos y cuidados.

MÁXIMA DE HOLANDA: DIETA ESTRICTA, MUCHO DEPORTE Y NADA DE BISTURÍ

Arrasa. Una sonrisa franca y amplia, una naturalidad excepcional y una alegría contagiosa: con más o menos líneas de expresión, con un kilito más o un kilito menos, la reina Máxima es una de las mujeres más admiradas de la realeza europea. El doctor Lajo- Plaza afirma: "El atractivo no se encuentra en tener el rostro con más o menos arrugas, sino en la jovialidad. No parece que la Reina se haya sometido a tratamientos de toxina botulínica, si bien, no es descartable que se haya hecho algún procedimiento para mantener la calidad de la piel. En su juventud, se podía apreciar que tenía muchas pecas y, para evitar que estas se terminen transformando en manchas, es conveniente seguir un tratamiento cosmético a base de vitamina C pura y activa y, quizá, algún protocolo revitalizante que mejore la creación de nuevo colágeno y elastina".

La Reina tiene un color de piel bronceado que se ha ido haciendo menos acentuado con el paso del tiempo. Maribel Yébenes, alma del instituto estético del mismo nombre, afirma que "lo ideal es empezar a cuidarse entre los veinticinco y treinta años, de esta forma, se va adaptando la rutina cosmética y se hacen tratamientos preventivos, que siempre son más eficaces". Lo que no significa que no se puede mejorar a cualquier edad. "En caso de empezar a los 50, tendríamos que ir a tecnologías más potentes que consiguieran una reafirmación profunda, como las radiofrecuencias inyectadas", añade.

LA DIETA A RAJATABLA

En ocasiones, a la soberana le tocó lidiar con su figura ya que desde chica tiene tendencia al sobrepeso. Hace más de dos años, siguió un estricto régimen que le permitió adelgazar. Esa dieta, basada en reducir al máximo los carbohidratos y asegurarse una ingesta adecuada de proteínas, repartidas en cinco comidas, fue acompañada de un aumento de la actividad física. Y lo más importante: está manteniendo el peso. "El desayuno es sagrado para nosotros. Y por la noche, comemos de forma muy equilibrada: una buena cantidad de fibra, proteínas, verduras. La pasta y las papas no entran en Eikenhorst", reveló, junto al Rey, en una entrevista.

Máxima de Holanda y un recuerdo de su boda en febrero del 2002
Máxima de Holanda y un recuerdo de su boda en febrero del 2002 Fuente: HOLA - Crédito: Cover

NATACIÓN, TENIS Y BICI

Máxima no habla de dietas, pero se la ve más feliz desde que volvió a recuperar el peso que tenía cuando llegó a palacio, aunque para los holandeses siempre fue igual de fascinante. La Reina no se ha pronunciado sobre su nuevo peso –perdió tres talles en los últimos dos años–, pero en una de sus últimas entrevistas sí dio algunas pistas sobre la razón de su nueva silueta: "Nado y juego al tenis con las chicas y mis desplazamientos privados los hago en bicicleta". A la soberana holandesa también le gusta jugar al golf y montar a caballo con el Rey y es una apasionada del esquí y del patinaje sobre hielo. Su marido le pidió matrimonio cuando los dos patinaban sobre el lago helado del palacio de Huis ten Bosch, el palacio que acaban de ocupar junto a sus hijas, diecinueve años después, luego de dejar atrás su villa en Wassenaar.

LETIZIA DE ESPAÑA: LA CLAVE DE UNA PIEL IMPECABLE

Para los dermatólogos, la reina de España es un "orgullo". Así de rotundo es el doctor Julián Conejo-Mir, catedrático de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, y, durante muchos años, presidente de la Academia de Dermatología. "Tiene unas proporciones muy armónicas en su cara y, además, una piel que cuida mucho de los rayos UV", asegura. Son casi las mismas palabras que usa la esteticista Carmen Navarro, que atendió a la entonces princesa durante años. "La cara de Letizia tiene una parte genética importante, pues siempre tuvo una piel preciosa, pero también es cierto que siempre se cuidó mucho. Y sabe cómo hacerlo. Es muy disciplinada y siempre complementó los protocolos en cabina con una rutina de tratamiento en casa, que, en ese momento, era con productos con vitamina C". A la Reina le preocupaban mucho las manchas, y aunque no tenía ni una, tomaba todas precauciones para evitarlas y por eso no se expone al sol. Entre los tratamientos corporales, los que más le gustaban eran los peelings seguidos de masaje, y en la cara, los faciales con alfahidroxiácidos y la estimulación mediante microcorrientes. ¿Cómo se puede, además, dar un aspecto más relleno a la piel, algo que favorece a las mujeres muy delgadas, como la Reina? "Infiltrar ácido hialurónico a nivel intradérmico, en las capas profundas, consigue un resultado muy natural y armónico –explica el doctor Conejo- Mir–. Los rellenos de hoy se realizan con mucho más arte. Antes, se ponía una jeringa entera de ácido hialurónico sólo en el labio superior; hoy, se ponen gotitas, de forma muy diluida y repartida, en sitios diferentes". Es lo que el doctor Ricardo Ruiz denomina "lifting líquido"

Letizia, reina consorte de España, en la actualidad, y un recuerdo de su boda en mayo de 2004 con Felipe VI
Letizia, reina consorte de España, en la actualidad, y un recuerdo de su boda en mayo de 2004 con Felipe VI Fuente: HOLA - Crédito: Cover

YOGA Y FITNESS

Aunque de joven no tuvo alma de deportista, desde que llegó a palacio, Letizia quiso estar a la altura de Felipe y dar un buen ejemplo a sus hijas. Y así, lo que empezó con ejercicios básicos terminó convirtiéndose en un duro entrenamiento con el que, además de mantenerse en forma, potencia su musculatura. La Reina, según diferentes fuentes, hace ejercicio en el gimnasio que tiene en su residencia, alternando con días de yoga, pilates, pesas, planchas, aeróbic y máquinas. Asimismo, los fines de semana, suele salir con el Rey, la princesa Leonor y la infanta Sofía a hacer caminatas y también anda en bicicleta.

DE LA HUERTA A LA COCINA DE PALACIO

• Las cocinas de palacio se surten de productos orgánicos, además de la huerta de Zarzuela –en las vacaciones de verano se sirven de la de Marivent–, donde se cosechan mucha variedad de verduras, hortalizas y legumbres.

• La Reina confesó que desayuna todos los días una tortilla de tres huevos y esta declaración hizo que algunos expertos en nutrición concluyeran que es fan de la dieta del doctor Perricone, en la que se prima la salud frente a la pérdida de peso.

• Si bien es cierto que siempre fue muy delgada, tras convertirse en princesa, bajó algunos kilos, provocando graves especulaciones –se dijo que sufría anorexia– que palacio y el paso del tiempo se encargaron de desmentir. Incluso el Rey llegó a decir que Letizia "come como lima nueva, pero quema todo".

RANIA DE JORDANIA VEINTE AÑOS EN EL PODIO

La mujer del rey Abdalá de Jordania es un símbolo y ejemplo para muchas mujeres de la región: fuerte, segura de sí misma, elegante, tanto al lado de sus cuatro hijos como hablando en foros internacionales. Con cinco millones de seguidores en Instagram, Rania conoce el poder de las redes sociales y de la imagen y se muestra siempre impecable y sin miedo a seguir las últimas tendencias en moda y belleza.

El cirujano doctor Javier Mato Ansorena explica sobre la Reina: "Su aspecto es el de una mujer elegante que se ha sometido a diversos tratamientos de estética. No se puede descartar que se haya hecho un lifting", comenta.

EL PODER DE LA MIRADA

La doctora Natalia Ribé considera que los tratamientos realizados en el tercio superior de la cara (del nacimiento del pelo a los ojos) podrían ser más sutiles, ya que, a veces, "las cejasse ven demasiado planas". "Es posible que se haya realizado una blefaroplastia o cirugía de los párpados", afirma. Natalia de la Vega opina que estas cejas, poderosas y muy dibujadas, obedecen a un factor cultural. "A las mujeres árabes les gusta resaltar sus cejas". La monarca hachemita también conoce muy bien el universo del maquillaje y lo que la favorece, por lo que le gustan los tonos nude para los labios y los colores beige, arena y chocolate para los ojos.

LA MELENA QUE TRANSMITE JUVENTUD

Con el paso del tiempo, Rania fue matizando su pelo castaño oscuro con reflejos en tonos dorados y miel, que suavizan los rasgos. Le gusta llevar la melena larga, una opción que transmite juventud siempre que el cabello se vea sano y vigoroso, como es su caso. Ese aire juvenil se intensifica al llevar la raya lateral –que suaviza las facciones– y un brushing con ligeras ondas.

Rania de Jordania siempre mantuvo su melena larga, "una opción que transmite juventud siempre que el cabello se vea sano y vigoroso, como es su caso", afirman.
Rania de Jordania siempre mantuvo su melena larga, "una opción que transmite juventud siempre que el cabello se vea sano y vigoroso, como es su caso", afirman. Fuente: HOLA - Crédito: Cover

YOGA Y ARTES MARCIALES

La Reina comienza su día haciendo yoga, casi al amanecer, pero también practica pilates, kickboxing, taekwondo y ejercicios aeróbicos, sin olvidar el running, una de sus actividades preferidas, según la "comunidad" de belleza online Style Craze. En una entrevista con Oprah Winfrey, declaró que le gusta cocinar y que, los fines de semana, lo hace junto a su marido para relajarse. También que el Rey, "su compañero de vida", prepara las mejores carnes y hamburguesas en el parrillero que "tenemos en nuestro jardín". Rania también confirmó que se muere por el chocolate negro y "que, cuanto más oscuro, mejor".

MARY DE DINAMARCA: LA PRINCESA QUE HUYE DEL SOL

Desde Tasmania hasta Copenhague, ese fue el trayecto de Mary Donaldson hace casi diecinueve años, cuando, en los Juegos Olímpicos del 2000, conoció al príncipe heredero Federico de Dinamarca y su vida cambió para siempre. Son muchos los cambios que la australiana vivió en estas casi dos décadas, si bien en su físico sigue siendo el mismo.

SÍ A LA DIETA, NO AL SOL

Mary nació en Hobart, Australia, donde la protección solar forma parte de la rutina diaria. Desde muy chicos, a todos se les enseña a protegerse no sólo con cremas, sino también con sombreros y ropa con filtro solar. Una buena costumbre que se observa en su piel: a sus 46 años, muestra una tez luminosa, de poro muy cerrado y con pocas líneas de expresión. Según la revista australiana New Idea, la princesa heredera, madre de cuatro hijos, se siente mejor que nunca después de descubrir la dieta cetogénica. Este tipo de alimentación –siempre bajo prescripción médica– es baja en carbohidratos y provoca que el cuerpo obtenga glucosa a partir de las reservas de grasa del organismo.

SUS TRUCOS DE MAQUILLAJE

Uno de los secretos que la princesa aprendió de sus maquilladores es a dominar los cosméticos en crema que, por su textura, se funden con la piel y dan un aspecto natural. ¿Otro truco? El arqueador de pestañas, que le da más intensidad a la mirada. Los expertos que trabajan con ella se inclinan más por los maquillajes sedosos y nutritivos, apostando por los acabados satinados y luminosos.

Mary de Dinamarca siempre cuidó su piel de los rayos uv
Mary de Dinamarca siempre cuidó su piel de los rayos uv Fuente: HOLA - Crédito: Cover

DEPORTISTA 360

"Mary no sigue una dieta estricta", reveló su cuñada Leanne Donaldson a la revista australiana New Idea. "Ella es tan activa que quema todas las calorías. La princesa, como el resto de su familia, está totalmente dedicada al ejercicio. Camina, anda en bicicleta y monta a caballo… Y, también, está corriendo detrás de cuatro hijos, ¡eso garantiza que cualquier persona se mantenga en forma!". Mary siempre fue deportista –jugaba al básquet y al hockey–, pero, desde su boda con Federico –patrocinador de varias organizaciones deportivas y miembro del Comité Olímpico Internacional–, el deporte no sólo es estar bien, es estar de la mejor manera posible disfrutando de la naturaleza en movimiento.

METTE-MARIT DE NORUEGA: LA SALUD ES LO PRIMERO

Lleva una alimentación equilibrada y sana que intenta inculcarles a sus hijos. Desde hace años, los futuros Reyes noruegos también piensan mucho más "en lo que comen" que cuando eran jóvenes. El príncipe confirmó a Christopher Sjuve, del periódico Dagbladet, que en su casa, Skaugum, ahora se "come más pescado y vegetales" que antes, aunque, de vez en cuando, también se sirve carne.

CURAS EN AUSTRIA

Según algunos medios noruegos, Mette-Marit acude a una clínica de salud, en Austria, que sigue el método FX Mayr basado en que la buena digestión es igual a la felicidad. El método incluye goteo de desintoxicación, cambio de dieta, masajes para equilibrar la energía, cosméticos sin toxinas y ciclismo acuático. El objetivo es eliminar las toxinas del cuerpo y el intestino.

PIEL DE PORCELANA

La dermatólaga Elia Roo afirma: "Se observa que ha cuidado su piel, evitando la exposición al sol y manteniendo su luminosidad". El cirujano plástico Mato Ansorena añade: "Se aprecia un envejecimiento cutáneo bastante normal para una mujer de cuarenta y cinco años. No parece que se haya puesto toxina botulínica".

Mette- Marit acude al deporte y al método FX Mayr basado en que "la buena digestión es igual a la felicidad"
Mette- Marit acude al deporte y al método FX Mayr basado en que "la buena digestión es igual a la felicidad" Fuente: HOLA - Crédito: Cover

SURF, REMO Y ESQUÍ

La futura reina de Noruega practica deportes de mar y de nieve. Es una buena esquiadora de fondo, camina mucho con su perro, Muffins Kråkebolle, le gusta correr con Haakon y hace yoga. Según VG, Mette- Marit también acude al gimnasio Studio Day, en Oslo, para recibir entrenamiento personal y con Kinnesis, una máquina integral que, a través de su sistema de cables y poleas, permite trabajar en tres dimensiones. Según fuentes médicas, debido a su enfermedad seguramente añadió a su rutina diaria ejercicio aeróbico para mejorar la función de sus pulmones.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.