Cine. Previsible mirada al éxito