Muertos para mí, Fleabag, In Treatment y otras series para analizar y analizarse

A Fiona Shaw le alcanza una escena para brillar en la excelente Fleabag
A Fiona Shaw le alcanza una escena para brillar en la excelente Fleabag Crédito: AMAZON
Natalia Trzenko
(0)
24 de mayo de 2019  • 00:01

Fleabag. Una de las escenas más reveladores y sencillamente devastadoras de la segunda temporada de Fleabag, la excelente serie de Phoebe Waller-Bridge dura poco más de cinco minutos. El personaje central de la comedia británica se sienta frente a una terapeuta para intentar recuperar el costo de la sesión que le regaló su padre, siempre empeñado en obligarla a buscar la ayuda psicológica que ella necesita y que sistemáticamente se niega a aceptar. Y allí se encuentra exactamente con lo que necesita: la terapeuta interpretada por Fiona Shaw (la jefa de espías de Killing Eve, otra de las brillantes creaciones de Waller-Bridge). Escueta hasta límites lacanianos y a prueba de los intentos de humor de su eventual paciente, la analista logra lo que parecía imposible: hacerla pensar antes de hablar . 2 temporadas. Disponible en Amazon

Fleabag

01:42
Video

Muertos para mí. El punto de encuentro entre Jen (Christina Applegate) y Judy (Linda Cardellini) es el grupo terapéutico que coordina el pastor Wayne (Keong Sim). De hablar suave y pausado, al hombre nada le quita la pacífica sonrisa. Ni siquiera la ira desatada de Jen que no encuentra otra manera que lidiar con el duelo por la repentina muerte de su marido que con un enojo dirigido a quién se le ponga enfrente. Incluso si se trata del bienintencionado Wayne que a modo de presentación relata con serenidad la culpa que carga desde que tía murió de manera especialmente truculenta frente a su pequeño hijo porque Wayne le pidió que le buscara una gaseosa. Por absurda que parezca, la declaración pone en marcha los graciosas y emotivos intercambios del grupo que colabora en sacar a Jen de su nociva furia. 1 temporada. Disponible en Netflix

Muertos para mí

02:52
Video

In Treatment. Inteligente, original e incómoda de un modo en que las series televisivas no solían serlo en ese momento, cuando la versión norteamericana de In Treatment, adaptada de un ciclo israelí, se estreno por HBO, para muchos se corrió el velo de misterio que suele opacar las sesiones de terapia de los demás. Gracias al doctor Paul Weston (Gabriel Byrne) el público pudo espiar ese mundo cerrado y el arduo camino hacia el bienestar que conseguían algunos, no todos, sus pacientes. Y hasta dar vuelta la moneda para ver al experto terapeuta siendo analizado a su vez. Además de contar con unos guiones precisos y lacerantes, durante sus tres temporadas la serie contó con intérpretes de excepción como Byrne, Dianne Wiest, Mia Wasikowska, Josh Charles, Irrfan Khan, Hope Davis y Debra Winger, entre muchos otros. 3 temporadas. Disponible en HBO Go

Gabriel Byrne fue el doctor Paul Weston en In Treatment
Gabriel Byrne fue el doctor Paul Weston en In Treatment Crédito: HBO

Homecoming. Hacia la mitad de la temporada de la serie creada por Sam Esmail ( Mr. Robot), Heidi Bergman (Julia Roberts) explica que ella no es psicóloga ni psiquiatra sino una trabajadora social que encontró en su nuevo trabajo como consejera de veteranos de guerra, un modo de ayudar que la hace feliz después de mucho tiempo. Y ni siquiera los desplantes de su jefe que parece tener objetivos muy diferentes a los suyos la distraen. Cada detalle del escritorio de Heidi, cada interacción con el soldado Walter Cruz (Stephan James) revelan tanto de él como de ella. Gracias a la interpretación de Roberts y James, el vínculo entre terapeuta de ocasión y paciente dócil y comprensivo empieza a adquirir formas y matices que borran la distancia entre ambos, además de los límites entre lo profesional y lo personal. 1 temporada. Disponible en Amazon Prime Video

Homecoming

00:47
Video

Lucifer. Hasta el diablo necesita ayuda. Una parte fundamental del relato de esta serie que cruza lo fantástico con lo policial y lo celestial, es la relación entre su protagonista, Lucifer Morningstar (Tom Ellis) y su terapeuta, Linda (Rachael Harris). Basado en un personaje del cómic Sandman, Lucifer es, como su nombre lo indica, el mismísimo diablo, el ángel caído en desgracia que decidió tomarse vacaciones del infierno en la Tierra. Más precisamente en Los Ángeles, dónde se divierte siendo el dueño de un bar. Pero claro, no todo es tragos, mujeres y maldades en la vida del protagonista al que su vínculo con la detective Chloe Decker (Lauren German), lo lleva directo al diván del analista. Una profesional que se mete en su retorcido universo plagado de demonios y seres divinos que no son pacientes precisamente fáciles. 4 temporadas. Disponibles en Netflix

Rachael Harris y Tom Ellis, el particular dúo de analista y paciente de Lucifer
Rachael Harris y Tom Ellis, el particular dúo de analista y paciente de Lucifer Crédito: NETFLIX

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.