Sinfonías de bolsillo en un ambiente fabril

Sven Helbig presentará Pocket Symphonies, álbum que se suma a la idea de actualizar el legado de la música clásica
Sebastián Espósito
(0)
30 de noviembre de 2013  

El Centro de Arte Experimental de la Universidad de San Martín (Unsam) quedará preinaugurado esta noche en Sánchez de Bustamante y Bartolomé Mitre, en uno de los espacios fabriles donde funcionó una subestación eléctrica de 7500 metros cuadrados construida en 1912. En él se presentará el compositor alemán Sven Helbig con sus Pocket Symphonies (Grammophon) y lo hará bajo los parámetros de Yellow Lounge, proyecto nacido en Berlín que propone tomar el legado de la música clásica, actualizarlo y ofrecerlo a las jóvenes audiencias en otros ámbitos y con puestas escénicas no tradicionales. Estará acompañado por el cuarteto Musiké Arte Sonoro y la VJ (Video Jockey) Lara Arellano. La entrada es gratuita previa inscripción en www.unsam.edu.ar .

Helbig tenía 21 años cuando vio caer el Muro de Berlín desde el lado este del país. Mucho antes, a los 9 años y en el seno de una familia de clase obrera, descubrió la música clásica gracias a su hobby: construir pequeñas radios. "Vivíamos cerca de Dresde y mis padres eran ajenos al universo de la música clásica. De noche, a escondidas, con mis radios pescaba una emisora de música clásica. A partir de ahí empecé a tomar clases de clarinete", cuenta el compositor a modo de introducción a su mundo. Luego se dedicaría por un tiempo a la batería, viajaría a Nueva York y regresaría a Alemania para fundar una orquesta con amigos. La electrónica y las colaboraciones con bandas como Rammstein y Pet Shop Boys estarían a la orden del día y convivirían con el universo académico.

Para definir sus sinfonías de bolsillo, Helbig recurre a la vida cotidiana. "Te levantás a la mañana, vas a la panadería sin bañarte, desalineado, en jogging, y en la cola te encontrás con el amor de tu vida. Bueno, eso es una pocket symphony ."

-Y es tu manera de aunar el universo sinfónico con la música popular. ¿Cierto?

-Como compositor todos los días busco dar con ideas musicales y, en el mejor de los casos, encuentro un tema para poder aunar varias composiciones. Las Pocket Symphonies tienen una unidad y el nombre se relaciona con aquello que todas las personas experimentan en sus vidas: grandes vivencias en pequeños momentos.

-¿Cómo se logra esa síntesis?

-Crecí escuchando música clásica y pop. En la primera se narran novelas; en la otra, historias breves; y yo quise juntar ambos universos. Lo que intenté a través de estas 12 composiciones es poder dar una imagen de todos los estados por los que uno va pasando durante el día y las impresiones que quedan al fin del día.

-Una serie de video clips acompaña algunas de las composiciones y lo que prima es el contraste entre la música y las imágenes. "Gone", por ejemplo, muestra a unos chicos practicando skate.

-Mi modo de hacer y crear es presentar la música clásica no como un espectáculo para una sociedad burguesa apoltronada sino como un arte que tiene que ver con nuestra vida diaria. Estos jóvenes, que a las 7 de la mañana, cuando llevo a mi hija al jardín de infantes ya están practicando skate, representan una actitud romántica. Empeñan su tiempo, su juventud y su esfuerzo para hacer algo que no les va a representar un peso, en medio de una sociedad que recomienda hacer todo lo contrario.

Pocket ... adhiere a Yellow Lounge, que busca actualizar el legado de la música clásica para ofrecerlo a nuevas audiencias.

-Sí y parte importante de esta concepción es encontrar espacios no tradicionales para los conciertos. Una sala preparada para recibir a una orquesta es el lugar donde mejor suena la música, pero en ese ámbito los espectadores están más preocupados por su vestuario que por la música que van a escuchar. La idea es romper con esa sociedad burguesa que construyó con derroche esas grandes salas como signo de su poder. Tratar de quebrar esa simbología es uno de nuestros propósitos.

  • Sven Helbig

    Pocket Symphonies

    C. de Arte Experimental de la Unsam, Sánchez de Bustamante y Bartolomé Mitre.

    Hoy, a las 21.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.