La celebración teatral

Todos los viernes y sábados, los vecinos del grupo Catalinas Sur llevan a cabo una luminosa maratón escénica
Alejandro Cruz
(0)
2 de mayo de 2003  

Fiesta de las de antes: con choripanes, gente de todas partes, musiquita adecuada y 120 actores (sí, leyó bien) para contar la baqueteada historia de nuestro país. Son los vecinos del grupo de teatro Catalinas Sur, esas almas utópicas que viven en el corazón de La Boca y que comenzaron con esto de hacer teatro hace 20 años y que, desde hace seis temporadas, presentan "El fulgor argentino", un espectáculo que ya fue visto por más de 100 mil personas.

El "culpable" de todo esto es Adhemar Bianchi, unos de los fundadores de este proyecto comunitario en el cual el teatro se transforma en el trampolín para que la gente aprenda a mirarse las caras.

Y en estos años, esos vecinos crecieron tanto actoralmente que los valores artísticos del espectáculo no pueden pasar inadvertidos. Porque a lo largo de las dos horas que dura esta propuesta de Bianchi y Ricardo Talento, directores de esta verdadera maratón escénica, demuestran que saben mover los hilos para que esos vecinos se conviertan en verdaderos actores con las mejores herramientas para actuar, cantar, tocar instrumentos y bailar. Así construyen un espectáculo que nada tiene que envidiarles a los de las ligas mayores.

Es más, todo el montaje "respira" profesionalismo por donde se lo quiera analizar. Va un ejemplo, antes de comenzar, una speaker aclara: "No se preocupen por los coches porque están bien cuidados por los Bomberos Voluntarios de La Boca". Es decir, miman al espectador hasta en los mínimos detalles (algo que el circuito comercial a veces no hace) y con orgullo ponen a una institución como los bomberos de la zona, algo que es mucho más que un simple detalle.

Seguramente un productor teatral privado o un amante del marketing no podrían entender este fenómeno. Reconozcamos que hasta para el sentido común resulta impensable que una propuesta que se ofrece en La Boca pueda convocar a más de 300 personas por función (y que debieron hacer sus reservas telefónicas con varios días de anticipación). Sin embargo, ellos lo hacen y lo vienen haciendo desde hace seis temporadas. Y contra todos los supuestos, estos vecinos abren la puerta del coqueto galpón con sus mejores pilchas domingueras para recibir a otros vecinos con alegría, así de fácil.

A la fiesta de "El fulgor" llegan desde turistas alemanes hasta gente paqueta. Cecilia, una de las actrices, opta por otro término: "Gente bian , ¿viste?" Pero hay de todo. "Está aquel que baja del coche con dos guardaespaldas, hasta pibes de la calle, porque tenemos un sistema con las organizaciones barriales a las cuales les damos un cupo de entradas gratuitas", apunta Bianchi, el maestro de ceremonia.

El grupo nació hace 20 años cuando en estas tierras, con la llegada de la democracia como marco indiscutible, se multiplicaban los grupos de teatro barrial y callejero que mamaron las influencias del italodanés Eugenio Barba. Hace 20 años y 12 montajes de aquel primer paso. Dos décadas durante los cuales el grupo creció tanto que en 1999 se dio el lujo de comprar el galpón que actualmente cuenta con aire acondicionado y calefacción. Ahora van por más, porque andan con ganas (y urgente necesidad) de comprar el galpón donde están los talleres, ubicado al lado del otro.

Sin ánimos de futurología todo indica que lograrán comprarlo porque la historia del grupo Catalinas Sur es una historia de logros. "Que nadie diga "la utopía se murió"". Si para muestra basta sólo un botón, aquí hoy hay cien utópicos que, por amor, brindamos todo nuestra alma en la función", dicen en la canción final, esa que uno sale tarareando y con la piel a mil porque toda esa gente ahí, cantando con la garganta a pleno y los ojos bien abiertos emocionan, conmueven. Es que a la energía desplegada acaba de contarnos nuestra propia historia de país envuelta de pañuelos blancos, tanques de guerra, fraudes, exilios, revueltas y cánticos esperanzados.

La banda de Bianchi

Adhemar Bianchi se ha transformado en un verdadero (y legítimo) referente barrial de La Boca. El mueve los hilos de las 350 personas que durante la semana dan vueltas por su verdadera fábrica comunitaria.

-Con tanta gente a tu alrededor, ¿nunca te tentaron para integrar una lista de un partido político?

-Tengo una ventaja: soy uruguayo y no voto (se ríe). De todos modos, desde hace años tenemos una conducta clara: no vamos a un ningún acto político partidario y sí a actos ligados a lo social o a los derechos humanos. Ni siquiera tenemos vínculo con los funcionarios con los cuales tenemos relación porque, por ejemplo, el gobierno porteño nos paga las horas cátedras de los maestros que vienen a dar clases aquí. Si hubiera un lugar en el galpón para mostrar los premios, nos daríamos cuenta de que los vecinos de La Boca acapararon toda la variedad de galardones que está en el mercado teatral (no dejaron títere con cabeza). Y por la inmensa variedad de festivales en que participaron en ciudades y pueblos de nuestro país y de Brasil, tienen como para chapear (cosas que seguramente ni les hace falta ni les interesa), ya que hace dos años fueron invitados a Barcelona para participar en el Festival Grec (el más importante de esa ciudad con fama de vanguardista). Cuando vino el director de ese encuentro escénico, Borja Sitjˆ, fue categórico: "Cuando vi "El fulgor argentino" lo quise inmediatamente porque es un verdadero producto de la ciudad".

Un producto que aplica una lógica muy particular. Tanto que Adhemar Bianchi tiene un relojito tan aceitado que parece irrefutable. Por ejemplo, si uno le pregunta de dónde sacó los 600 trajes que usan los actores de "El fulgor", él, muy suelto de cuerpo, responde: "¿Sabés lo que es tener a 100 personas revisando los placares?" Allí donde el resto vería la dificultad de trabajar con tanta gente, Bianchi encuentra su riqueza, su potencialidad.

Y semejante fuerza está puesta al servicio de un producto artístico conmovedor por donde se lo quiera analizar. Por si fuera necesario, el crítico de La Vanguardia, de España, dijo de la obra: ""El fulgor" es, en suma, un espectáculo honesto, sincero, didácticamente brechtiano y muy emotivo". Y tan sincero es todo que para que los padres puedan actuar tranquilos hay una guardería para que los pibes estén allí sin ningún problema, como los coches que están afuera.

Mientras los chicos juegan, padres y abuelos de la zona de todo nivel social recrean las historia de la constante disputa entre los gobiernos militares y democráticos. Y cada vez que las urnas se ponen en funcionamiento, el salón del Club Social y Deportivo se larga a dar vueltas al ritmo del tango, una murga, una banda rock o un grupo de cumbia en una particular vuelta de tuerca del film "El baile", de Ettore Scola.

El grupo de teatro Catalinas Sur cumple este año 20 pirulos . A lo largo de 1983 hubo varios hitos fundacionales. La primera reunión fue en marzo, el 9 de julio desarrolló el primer trabajo escénico y en diciembre estrenó la obra "Los comediantes". Como había que elegir una fecha para soplar las velitas, los integrantes del grupo se quedaron con el 9 de julio que, al parecer, festejarán en Ituzaingó con los vecinos de la zona. Y mientras preparan varios proyectos siguen con "El fulgor", ese espectáculo en el cual a la salida los actores/vecinos vuelven a instalar la fiesta con los choripanes, tartas de berenjenas, de zapallitos, pascualinas, empanadas caseras y finas delicias barriales esperando a los estómagos ansiosos. A pasitos de allí, los coches aguardan a sus dueños bajo la mirada de los bomberos.

En medio del clima de elecciones que vivimos, luego de ver la obra uno tiene la sensación (perdón, la certeza) de que ese micropaís que construyen estos vecinos es el modelo de sociedad que uno quiere. Que si pudiera elegir entre proyectos concretos apostaría por la alegría que genera esta fiesta, por ese fulgor bien argentino hecho por los vecinos de La Boca. Y sin apelar a encuestadores ni opinólogos, uno podría suponer que ganarían merecidamente en la primera vuelta.

Cuándo y cómo se puede ver

  • "El fulgor argentino". Funciones: los viernes (7 pesos), y los sábados (9 pesos), a las 22, en Benito Pérez Galdos 93 (altura de la avenida Almirante Brown al 700, del barrio de La Boca). Reservas al 4300-5707. Se recomienda llegar con anticipación para poder degustar las delicias que se venden en la puerta. Para ayudar a la compra del galpón, el grupo creó la categoría amigo/utópico, para, donando 5 pesos mensuales, acceder gratuitamente a todos los espectáculos de Catalinas Sur. Para hacerse socio hay que llamar al 4307-1097 y, como el grupo creció, acepta dinero plástico (Visa y MasterCard).
  • Para el Guinness

  • 120 actores/vecinos participan
  • 300 espectadores por función
  • 100 mil espectadores en total
  • 6 años lleva en cartel
  • 5 fueron las funciones que hicieron en Barcelona
  • 4 mil personas lo vieron en esas funciones en España
  • 350 personas participan de las actividades del grupo
  • 1983 fue el año de su fundación
  • 12 son los espectáculos creados hasta el momento
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.