Pol-ka estrena una tira con aire federal