10 hoteles donde (tal vez) podés encontrarte con fantasmas

Hoteles donde se reportaron ruidos extraños, presencias espectrales y otros fenómenos paranormales.
Hoteles donde se reportaron ruidos extraños, presencias espectrales y otros fenómenos paranormales. Crédito: Shutterstock
(0)
24 de octubre de 2018  • 17:48

De todos los lugares espeluznantes del mundo (y hay muchos), los hoteles parecen tener encanto propio, quizás por la influencia de tantas películas y cuentos de terror que los eligieron como escenario. Desde México a Australia, la publicación Conde Nast Traveler seleccionó algunas propiedades que ofrecen lujo extremo y entornos increíbles (otras no tanto), pero también son hogares de apariciones espectrales que lograron acelerar el corazón de muchos turistas. Si la idea es vivir unas vacaciones realmente especiales, puede convenir reservar una habitación en alguno de estos alojamientos.

Stanley Hotel, Colorado

Por su arquitectura especial y su renombrado bar de whisky, el hotel Stanley de Colorado ya cosechaba fama propia, pero se afianzó como destino masivo luego de inspirar a Stephen King para crear su Hotel Overlook en la ficción El Resplandor. Hay quienes juran que en sus instalaciones se escucha una música lejana proveniente de un piano y otros aseguran haber visto fantasmas: en 2016, un turista dijo haber capturado la imagen de una figura misteriosa en una de las clásicas escalinatas y el personal del hotel sostiene que los fundadores del establecimiento, los fallecidos en 1940 Freelan Oscar Stanley y Flora Stanley, aún caminan por los pasillos. La gerencia del Stanley no desaprovecha su reputación y ofrece tours fantasmales nocturnos, además de consultas psíquicas con la "especialista" Madame Vera.

Stanley Hotel.
Stanley Hotel. Crédito: Shutterstock

The Driskill, Texas

Con su majestuoso estilo románico, The Driskill atrae turistas desde 1886. Es un ícono de la capital texana de Austin y, según se afirma, un verdadero refugio de fantasmas. A lo largo del tiempo, distintos viajeros escucharon sonidos extraños y es un secreto a voces que Jesse Driskill, el hombre que construyó el hotel hace más de un siglo y cuyos retratos todavía se exhiben en el lobby, "transita" por los ornamentados recovecos del edificio. La leyenda: Driskill entregó su propiedad en un juego de póker y nunca pudo superar la pérdida.

The Driskill.
The Driskill. Crédito: Gentileza del hotel.

Hotel Mesón de Jobito, México

Fue construido en 1700 como una mansión privada y, antes de reabrir como hotel en 1993, el lugar contaba con servicios como un mercado propio y un establo. La arquitectura colonial del Mesón de Jobito logró conservarse, como también algunos de sus huéspedes originales: visitantes reportaron haber visto a "mineros" aparecer en busca de oro y escuchar el sonido de cascos de caballos. Según parece, todo ocurre alrededor de las 4 de la mañana.

Mesón de Jobito.
Mesón de Jobito. Crédito: Gentileza del hotel.

Hotel Monte Vista, Arizona

Algunos de los huéspedes del Hotel Monte Vista, en la ciudad de Flagstaff, tuvieron estadías memorables: por ejemplo, un hombre que se quedó en una de las habitaciones durante un largo tiempo tenía la costumbre de colgar carne cruda de la lámpara del techo. Pero más relevantes son aquellos huéspedes que nunca pudieron irse. Se rumorea que dos mujeres que fueron arrojadas desde el tercer piso rondan las instalaciones e intentan asfixiar a los hombres mientras duermen. También se dice que hay un niño cuyo llanto ensordecedor suele alertar al personal del hotel, que sale corriendo en su búsqueda. El actor John Wayne, alojado en la habitación 210, denunció haber abierto la puerta a un botones fantasma que parecía amigable. Creer o reventar.

Borgvattnet Vicarage, Suiza

Su aspecto tenebroso puede espantar a muchos desde el vamos. Esta estructura gris fue levantada en 1876 como hogar para hombres religiosos, y hoy funciona como un bed and breakfast en una zona rural de Suiza donde las atracciones son escasas: se puede andar en moto de nieve cuando el clima lo permite, pescar y... pasear a pie. En diferentes oportunidades, los residentes de Borgvattnet (pueblo que le da nombre) denunciaron escuchar sonidos de pasos, música y el llanto de tres mujeres provenientes del hotel. Los dueños premian a sus clientes con un certificado que declara que lograron sobrevivir una noche en la escalofriante propiedad.

Borgvattnet Vicarage.
Borgvattnet Vicarage. Crédito: Pinterest.

The Omni Grove Park Inn, Carolina del Norte

El artífice de este lugar impresionante fue Edwin Wiley Grove, un millonario que hizo su fortuna gracias a una variedad de agua tónica carente del sabor amargo típico de la bebida. Lo construyó en 1913 y uno de sus huéspedes más famosos fue F. Scott Fitzgerald, que se alojó en el hotel mientras su querida Zelda estaba en un sanatorio cercano. Pero el fantasma que circula por sus inmediaciones no corresponde a ninguno de los Fitzgerald: se trata de la Dama Rosa, una visitante que llegó al final de su vida luego de caerse de un segundo piso.

The Omni Grove Park Inn.
The Omni Grove Park Inn. Crédito: Gentileza del Omni Hotels.

Hotel Kurrajong, Australia

En Canberra, capital de Australia, se registraron diversos fenónemos paranormales que terminaron otorgándole a la ciudad una reputación algo oscura. El Hotel Kurrajong no se podía quedar afuera: ubicada cerca del Parlamento, esta propiedad 4 estrellas ostenta una de las leyendas fantasmales más interesantes del mundo. Se dice que el espíritu del Primer Ministro Ben Chifley, apreciado por una buena parte de la población australiana, aparece de tanto en tanto en la habitación 214, donde falleció de un ataque al corazón el 13 de junio de 1951.

Hotel Kurrajong.
Hotel Kurrajong. Crédito: Gentileza del hotel.

The Sagamore, Nueva York

Situado en una isla en el Lago George el hotel Sagamore abrió sus puertas en 1883, gracias al financiamiento de millonarios de Filadelfia. Si se logra apartar la vista del lago y no distraerse con los masajes de piedras calientes, es posible tener suerte y conocer a algunos de los huéspedes ilustres: una pareja que discute en el restaurante principal y un hombre que se llama Walter y vive en los ascensores. Quienes jueguen al golf deben tener los ojos especialmente abiertos: se comenta que un niño de los años 50 suele robar pelotas en la cancha de 18 hoyos.

The Sagamore.
The Sagamore. Crédito: Gentileza del hotel.

Castle Leslie Estate, Irlanda

Castle Lesli Hotel
Castle Lesli Hotel Crédito: Shutterstock

Después de quedarse en el hotel, Laura Redman -editora digital de la revista Condé Nast Traveler- afirmó que el castillo es lo que uno "imagina de una granja irlandesa del siglo XVI, con hiedra roja en las paredes, bañeras de cobre, una biblioteca repleta de primeras ediciones, mesas de té con vista a 100 hectáreas de bosques y lagos". En sus instalaciones, es fácil sentirse como la única persona en todo Irlanda, excepto que se produzca un encuentro con un miembro fantasmal de la familia fundadora, como un ocupado Norman Leslie poniendo en orden su papelerío en la habitación bautizada Red Room (Cuarto Rojo).

Lord Milner Hotel, Sudáfrica

Lord Milner Hotel
Lord Milner Hotel Crédito: Shutterstock

Sudáfrica puede ser más famosa por sus reservas naturales, pero tiene su cuota justa de hoteles encantadores y encantados. Uno de ellos es el Lord Milner Hotel, en la remota meseta de Karoo, dentro del pueblo Matjiesfontein Village. En esta zona operaron cuarteles generales y fue sede de polémicas audiencias por crímenes de guerra. Así, no sorprende que haya un poco de actividad paranormal en el hotel. Desde la gerencia afirman que hay algunos huéspedes que nunca hicieron le check out, como Lucy, No surprise, then, that the Lord Milner Hotel has some paranormal activity going on. According to the hotel, there are a couple of ghostly guests who never seemed to check out, including "Lucy," un espectro que deambula en bata y de vez en cuando hace ruidos detrás de las puertas cerradas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.