srcset

Arquitectura

Amistad de hierro. Dos arquitectas hicieron la casa que soñaron desde la facultad

Lucrecia Álvarez
Carolina Otero
(0)
16 de marzo de 2020  

Punto A: Belén y Martín se enamoran; el deseo de formar una familia surge temprano y la oportunidad de comprar un terreno viene a confirmar la corazonada. Punto B: María Belén García Bottazzini y Ekaterina Künzel coinciden cursando la carrera de Arquitectura y se hacen muy amigas. En un reencuentro, varios años después, nace la idea de desarrollar un proyecto juntas. Los grandes eventos a veces no tienen un origen, sino varios. Será la destreza de los protagonistas la que determine el encuentro de las voluntades y la suerte del emprendimiento. Este, desde ya, es un caso de éxito.

Un sueño de juventud cruzado con otro: el proyecto de la facultad y el hogar familiar se materializan en esta casa donde el diseño propone y dispone.
Un sueño de juventud cruzado con otro: el proyecto de la facultad y el hogar familiar se materializan en esta casa donde el diseño propone y dispone. Crédito: Daniel Karp

Esta arquitectura fue pensada para que sea neutra y atemporal, igual que el mobiliario: materiales nobles, texturas naturales y diseños clásicos y sobrios
Arqs. María Belén García Bottazzini y Ekaterina Künzel

La vivienda se planteó con tres dormitorios, cocina y comedor integrados, hogar, parrilla y pileta, bajo la premisa de priorizar las relaciones espaciales. Estéticamente, tendría hormigón a la vista en los exteriores y el área social . "Honesta", fue la palabra que usó María Belén para describir esa expresividad material y el énfasis en las visuales. Difícil quitar la mirada de lo que consiguieron: un diseño inasible donde, sin embargo, está todo a la vista.

En la entrada, luminarias colgantes (Griscan Iluminación).
En la entrada, luminarias colgantes (Griscan Iluminación). Crédito: Daniel KArp

"Tuvimos la chance de diseñar y finalmente construir la casa que imaginábamos desde los años de facultad", cuenta Ekaterina.

El acceso principal pasa junto al patio vidriado que retira el living de la calle y preserva su privacidad. Ahí se colocaron sillones individuales de cuero (Negro) y mesa 'Sudoku' (Kosi) con velas (Sol Palou) y flores (Date el Gusto Eventos).

La pared detrás del sofá (Dulce Cattaneo) está pintada en gris plomo con terminación satinada.
La pared detrás del sofá (Dulce Cattaneo) está pintada en gris plomo con terminación satinada. Crédito: Daniel Karp

Girando a la derecha está el hogar que divide esta zona del comedor. Las paredes de hormigón no tienen ningún tratamiento, más allá del cuidado y supervisión de los encofrados durante la obra. Toda la planta tiene piso de hormigón alisado llaneado a mano .

Lámparas hechas a medida (Griscan Iluminación), mesa de comedor, sillas 'Wishbone' (Dulce Cattaneo), individuales de yute y cuencos de madera (todo de Vero Home).
Lámparas hechas a medida (Griscan Iluminación), mesa de comedor, sillas 'Wishbone' (Dulce Cattaneo), individuales de yute y cuencos de madera (todo de Vero Home). Crédito: Daniel Karp

En lugar de elevarse, la chimenea baja como un bloque y queda suspendida en el medio de la planta. La milenaria atracción del fuego en sugestiva versión brutalista. El volumen de hormigón cuelga de la losa y actúa como ménsula para sostener el estante que sale en voladizo hacia el lateral. Del otro lado, el comedor y la cocina , que está delimitada por la ventana que da al quincho con parrilla y la barra con mesada de granito negro (Itatí Marmolería).

La galería con parrilla se abre al patio central y al jardín posterior. Se equipó con una gran mesa, banco de madera y sillas de caña (Negro).
La galería con parrilla se abre al patio central y al jardín posterior. Se equipó con una gran mesa, banco de madera y sillas de caña (Negro). Crédito: Daniel Karp

Además de ser un proyecto profesional, para María Belén esta casa era también un anhelo familiar junto a Martín: "Por mucho tiempo soñamos con un hogar que fuera un lugar de reunión", comparten.

La escalera sube hasta un espacio en forma de 'L', cuya primera sección está delante de los dos cuartos infantiles, al frente de la propiedad.
La escalera sube hasta un espacio en forma de 'L', cuya primera sección está delante de los dos cuartos infantiles, al frente de la propiedad. Crédito: Daniel Karp

La terraza, la escalera y los dos tramos de escritorio rodean el patio interno, un pulmón de aire y luz que habilita vistas entre todas las áreas y niveles.

Flores (Date el Gusto Eventos), cuadros (Canvas), silla 'Wishbone' (Dulce Cattaneo).
Flores (Date el Gusto Eventos), cuadros (Canvas), silla 'Wishbone' (Dulce Cattaneo). Crédito: Daniel Karp

"Reservamos el uso de puertas para los espacios privados. Venimos de convivir en departamentos donde la vida sucedía en un mismo ambiente y no quisimos perder esa costumbre de encontrarnos todo el tiempo", nos cuentan los dueños.

La planta alta se despega de la textura y el color del hormigón en pos de entornos más luminosos y suaves, que permiten crear el estilo de cada dormitorio.

En el baño de la suite, set de dispenser dorado y toalla de mano (ambos de Natural).
En el baño de la suite, set de dispenser dorado y toalla de mano (ambos de Natural). Crédito: Daniel Karp

Parte de la estructura de la casa, el segundo tramo de los escritorios de hormigón termina en la suite principal , que a su vez, se abre a la terraza. El baño tiene piso de porcelanato negro opaco (SBG), revestimiento de pared 'Micro cristal' (Cortes), mesadas de mármol de Carrara (Itatí Marmolería) y grifería de FV.

Cama con respaldo de mimbre (Guazú Nambí), almohadones y pie de cama (todo de En Abundancia), cortinas de tussor (Kutika Home).
Cama con respaldo de mimbre (Guazú Nambí), almohadones y pie de cama (todo de En Abundancia), cortinas de tussor (Kutika Home). Crédito: Daniel Karp

Desestructurada, rústica y luminosa, la suite está pintada de un gris similar al del hormigón, pero mucho más claro. El equipamiento combina madera, mimbre y textiles en tonos neutros.

Cama (Locos Bajitos), almohadones, contenedores de tela para guardar juguetes (Reina Catalina). Igual que toda la planta alta, el cuarto de la más pequeña de la familia tiene piso de roble de Eslavonia (Patagonia Flooring).
Cama (Locos Bajitos), almohadones, contenedores de tela para guardar juguetes (Reina Catalina). Igual que toda la planta alta, el cuarto de la más pequeña de la familia tiene piso de roble de Eslavonia (Patagonia Flooring). Crédito: Daniel Karp

"Nos gustan los materiales naturales y duraderos que forman atmósferas cálidas y rústicas. Principalmente porque no nos exigen la perfección y nos dejan vivir los espacios".

En la planta alta, la terraza del contrafrente se equipó con una hamaca de mimbre (Negro). En la planta baja, la galería tiene una reposera con apoyapiés (Negro).
En la planta alta, la terraza del contrafrente se equipó con una hamaca de mimbre (Negro). En la planta baja, la galería tiene una reposera con apoyapiés (Negro). Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.